domingo, 13 de septiembre de 2009

El caballo y un poco de su historia.

Historia del caballo y su doma.



Hace 55 millones de años habitó el Hyracotherium (o Eohippus), del cual descienden todos los miembros del género Equus, este animal prehistórico era del tamaño de un zorro y era como su actual descendiente un animal herbívoro del orden de los mamíferos. Durante miles de años se fue adaptando tanto al clima como al ambiente y fue evolucionando lentamente hasta conseguir el aspecto actual que ahora tiene.
Se cree que durante el Pleistoceno el género Equus extendió su área de distribución desde Norteamérica a Eurasia, África y Sudamérica. Algún tiempo después los caballos americanos se extinguieron, quizá por alguna enfermedad. Diversos hallazgos en cuevas de Europa indican que el caballo era un animal muy abundante durante la edad de piedra en dicho continente; se han encontrado suficientes restos de esqueletos de caballos dentro y en los alrededores de estas cuevas como para afirmar que eran consumidos por el ser humano. El número de caballos disminuyó en el neolítico, cuando Europa estaba cubierta por bosques en su mayor parte. Se han encontrado restos de la edad del bronce, embocaduras y piezas de arneses, que demuestran que el caballo ya estaba domesticado en esta época, hace unos 5500 años en el actual país de Kazajistán según las pruebas arqueológicas más recientes encontradas hasta el momento.
Durante milenios, el caballo no fue más que una pieza de caza para servir de alimento al hombre prehistórico. Su velocidad de galope no permitía abatirle fácilmente con los medios rudimentarios de entonces, pero más tarde la astucia y las emboscadas preparadas por el hombre permitieron hacerse con las manadas de caballos que caían bajo los certeros golpes de los cazadores. Después sobrevino un período de calma, porque el hombre nómada se volvió sedentario, pastor y agricultor, y el caballo, más libre, sufrió una transformación, y por razones inexplicables las manadas disminuyeron, aunque las condiciones de vida debían haber mejorado.
En la Edad de bronce el hombre se percató de que el caballo podría convertirse en un elemento utilitario y no solo en base de su alimento. El caballo empezó a emplearse como elemento de trabajo. En la historia de la humanidad, el caballo se convirtió en pieza vital de una nueva era. Según todos los indicios, el caballo no tuvo su origen en Europa, sino que fue importado de algunas apartadas regiones orientales para su utilización doméstica. El caballo acompaño a lo largo de la historia a los pueblos más avanzados y civilizados de la antigüedad en su camino hacia la evolución y el progreso. Las civilizaciones egipcia, griega, persa, romana y china criaron caballos desde hace más de 2500 años. Los documentos más antiguos encontrados que atestiguan la importancia del caballo en la sociedad de su tiempo son los pertenecientes a los pueblos asirio, persa y al egipcio. Arqueólogos han encontrado figuritas, esculturas e inscripciones que así lo atestiguan. Al principio egipcios y asirios enganchaban los caballos en sencillos carros de dos ruedas que utilizaban con éxito en la guerra y en la caza.
El pueblo griego también enganchaba a sus caballos llegando a demostrar tanta técnica que enganchaban caballos en cuadrigas para que fueran más veloces y así aparecen por primera vez en la historia las carreras de cuadrigas.
La primera referencia literaria sobre las cuadrigas la encontramos en el canto XXIII de la Ilíada de Homero en este canto se narra cómo durante los juegos funerarios que celebro Aquiles en honor a Patroclo, muerto en la guerra de Troya, se celebro una espectacular carrera. En el siglo V a.c. en la obra del griego Sófocles llamada Electra también encontramos una poética descripción de una carrera de cuadrigas. Los griegos ya competían a caballo y lo hacían en carreras simples y en carreras de cuadrigas.
En la antigüedad y por todo el mediterráneo, pasando por Roma y su vasto imperio se celebraban estas carreras.
En los primeros juegos olímpicos de la historia que celebraban los griegos en el monte Olimpo de Grecia nunca faltaban deportes a caballo que hacían las delicias del pueblo.
Los jinetes y sus caballos estaban financiados por los hombres más ilustres de su tiempo. Pero también hubo ciudades que financiaron a los mejores jinetes de Grecia.
Tal inversión era excelente publicidad para las ciudades especializadas en la cría de caballos. Los príncipes locales intentaban congraciarse con el pueblo en los grandes juegos participando en los equipos de caballos. No solo la nobleza criaba esplendidos caballos también los políticos invertían enormes sumas en criar ejemplares veloces y de gran resistencia. Estos caballos ganadores fueron honrados con estatuas de bronce y a su muerte fueron enterrados en panteones. Pero no todo fueron carreras en aquellos tiempos:
En la Edad Antigua el caballo fue utilizado también para la guerra. Los principales ejércitos contaban con caballería, en esta época aparece el primer caballo famoso en la historia: Bucéfalo, el caballo de Alejandro Magno, capturado y sólo domado por él. Alejandro magno conquisto Asia a lomos de aquel animal que a su muerte honro con una ciudad que llevo su nombre. Años antes Jenofonte otro militar y político griego, dejo escritos dos tratados sobre la cría y la equitación que han llegado hasta nuestros días. En la antigua Roma los équites, que eran los nobles romanos, formaron la llamada orden ecuestre solo formada por nobles que podían criar y mantener caballos que emplearían para defender y ampliar el imperio romano. Los romanos criaban veloces caballos que también empleaban en las carreras del coliseo romano. El emperador Calígula amaba tanto a su caballo Incitato que lo nombro cónsul y lo colmo de atenciones. El estribo probablemente inventado en China supuso una revolución en las artes ecuestres: el guerrero a caballo podía arremeter más fácilmente con su lanza en ristre o, especialmente (como hicieron los hunos y mongoles) disparar con precisión flechas desde sus difícilmente tensables arcos sin detenerse en pleno galope. Los emperadores chinos también criaban caballos a los que daban un carácter casi sagrado y no permitían que cualquiera criara caballos si no pertenecía a la nobleza lo mismo paso en Japón donde los caballeros eran llamados samuráis.
La Edad Media, época en que tomaron gran prestigio los caballeros, se caracterizó por la caballería española o "Escuela de Caballeros" en donde se entrenaba a los mencionados caballeros para que actuaran en el combate.
Después de mucho tiempo, después de muchas batallas, se generalizó el empleo del corcel en torneos y juegos a caballos para el tiempo de paz, para el entrenamiento en tiempos de guerra. En esta época el poder de un reino se basaba en la cantidad de caballeros que un rey podía convocar a su servicio y vasallaje. En la guerra el caballero con su armadura y su lanza en formación cerrada tipo caballería pesada, era el arma más temida. Por todas partes y en todos reinos se criaban caballos robustos y fuertes para la nobleza y su uso en la caza y la guerra. Se reservaban los mejores pastos y tierras para este fin y se dictaban leyes que daban privilegios a los criadores de caballos para que surtieran al rey y a la nobleza de los mejores animales.

En la Edad Media surgen dos formas de cabalgar típicas: la montura a la brida (procedente del Este) y la montura a la jineta importada por los moros zenetas.
Nace así la equitación como deporte. La primera escuela de equitación fue fundada por el conde de Fiaschi en el año 1539 en la ciudad Italiana de Ferrara, todo apunta a que fue la primera escuela de equitación en cuanto deporte de la que se tiene noticia.
En esta época aparecen los tratados sobre doma del maestro Puvliniel y se crean dos tendencias a la hora de montar entre la nobleza europea.
En el siglo XVII el emperador de Austria crea la Escuela española de equitación de Viena que ha sobrevivido hasta nuestros días y sigue formando en la actualidad a jinetes de doma clásica. En esta época comienzan a criarse caballos más ligeros y refinados para su uso en la doma. El rey de España crea las yeguadas imperiales de Córdoba a esta le sigue la de Jerez en todas partes se demandan caballos de buen linaje para montar en las maestranzas y picaderos reales donde se ejercitan los nobles en la equitación. Con la conquista de América llega el caballo al nuevo continente, este se convirtió en una arma y en una herramienta muy eficaz que contribuyo a mejorar las comunicaciones por tierra, al transporte y al desarrollo. En Norteamérica gracias al caballo se pudo crear la red de ferrocarril que comunico América de costa a costa.
Llegamos ya al siglo XIX la caballería pesada va perdiendo importancia y le cede sitio a la ligera en la que el jinete armado de sable y pistola vence en las guerras Napoleónicas por su rapidez y versatibilidad a la hora de maniobrar en los campos de batalla.
Napoleón fue un amante de los caballos, por toda Europa busco los mejores ejemplares para nutrir con ellos a su famosa caballería tan importante en sus conquistas.
Durante todo el siglo XIX el caballo y el coche de caballos se convierten en el medio de transporte más habitual las calles se arreglan para que los carruajes puedan circular mejor y se crean códigos de circulación. Hasta principios del siglo XX el caballo no deja de tener tanta importancia, es en esta época cuando el motor de explosión y el ferrocarril aparecen ofreciendo mayor velocidad y capacidad de carga. Estos avances técnicos le quitan importancia al uso del caballo día a día.
En la primera guerra mundial tenemos los últimos ejemplos de su uso como arma que con la aparición de la ametralladora y el alambre de espino se demostró que era un fracaso utilizarla como tal. Tenemos algunos ejemplos de cargas de caballería que fueron un éxito en esta campaña pero fueron en África donde la guerra no se estanco en trincheras. Así que en esta guerra su uso más importante fue el logístico y de transporte.
En la segunda guerra mundial el caballo se utilizo solo como medio de transporte de militares, municiones y equipos ya fuera en las frías estepas rusas o en el corazón de las selvas del Pacifico. Me gustaría recordar las cargas suicidas de la caballería polaca o la rusa contra los alemanes que fueron una carnicería, estos hechos fueron anecdóticos pues se enviaron como último recurso para frenar al avance alemán al principio de la guerra.
Así ya a mediados del siglo XX el uso de la caballería como arma tocaba a su fin con la aparición de la caballería blindada. Actualmente, existen militares que dominan el arte ecuestre y yeguadas militares como la española, propiedad del estado español que cría caballos selectos para el enganche y el uso deportivo. En países como Francia y Alemania se hace lo mismo, existen también competiciones internacionales solo para jinetes y caballos militares. Ahora en pleno siglo XXI se siguen criando y seleccionando caballos para el deporte en todas partes del mundo. Los caballos destinados a las carreras, el salto y a la doma clásica son los más valorados. El deporte de elite a caballo genera una industria anual de millones de dólares y genera miles de empleos por todo el mundo, desde el trabajo de cuidador, veterinario, jinete, herrador hasta el de fabricante de artículos para caballos. El hombre ha evolucionado los tiempos han cambiado y el caballo se a adapta a esos cambios. Pasa el tiempo y se siguen criando a lo largo de la historia caballos de raza porque sigue siendo un negocio y una actividad reconocida por las personas amantes de lo bueno o de lo natural. Todos conocemos personas famosas del mundo del cine, la música, la política, el futbol o la aristocracia que montan a caballo o simplemente los crían por afición.
Ahora me gustaría hablar un poco de los tipos de caballo y de las razas deportivas más conocidas:
Razas y tipos:
Pesados o de tiro: son aquellos que pesan más de 650 kg, generalmente son de líneas fuertes y algo toscas. Dentro de esta característica se encuentran los caballos de tiro (en inglés Prat Horses, el shire, el percherón...), que son caballos grandes y fuertes que comúnmente se emplean para jalar carretas y para labores en el campo.
Ligeros o de silla: son caballos de menos de 650 kg, de líneas largas y bien proporcionadas. Son generalmente caballos que se emplean para montar (salto, carreras, paseo, etc.)
Miniatura: son caballos muy pequeños (diferentes a los ponis, pues los miniatura no descienden de ellos, sino de caballos de muy poca alzada que se mezclaron en cruces consanguíneos). Por ello, caballos como el Falabela no pueden ser montados y se tienen como animales de compañía, ya que la consanguinidad les produjo un esqueleto débil.
Existe una raza de caballos, llamada frisón, que está considerada el caballo de tiro más ligero, o el ligero más pesado. Son aptos para el enganche, pero también se utilizan en doma clásica.
Según su temperamento dividimos los caballos en:
Caballos de Sangre Fría: son aquellos de temperamento muy tranquilo, por lo general este tipo de caballos son de razas pesadas como el Percherón, Clydesdale, etc.
Caballos de Sangre Tibia: son conocidos comúnmente como "Warmblood", son razas obtenidas del resultado de la cruza de caballos de sangre fría con caballos de sangre caliente. Obteniendo de los primeros su tranquilidad y docilidad y de los segundos su agilidad y ligereza. Los más conocidos son los de origen alemán (Hannoveriano, Westfaliano, Trakener, etc.), pero existen warmbloods de otros países.
Caballos de Sangre Caliente: son caballos de temperamento alerta y nervioso. Dos de las razas características de este tipo de caballo son el Árabe y el Pura Sangre Inglés.

Las razas más criadas en la actualidad:
El rey de las carreras es el psi es el caballo mas criado en todo el mundo. Por un ejemplar campeón se han llegado a pagar miles de dólares. Estas carreras de psi generan millones de dólares anuales en premios deportivos. El psi es un caballo considerado mejorador de otras razas equinas.
El caballo árabe se cría también con éxito por todo el mundo, su principal uso es para las carreras de endurance llamadas también raid. Los jeques árabes son los principales criadores y promotores de esta raza y sus caballos son famosos por participar en competiciones de raid internacionales. En sus caballos y sus equipos de competición al año invierten cientos de miles de dólares buscando los mejores éxitos deportivos, esto les ofrece a nivel personal prestigio social y a veces político pues los árabes son un pueblo amante de las tradiciones y en el Corán se habla de la importancia de criar un buen caballo árabe al que se refieren en sus páginas como: “el bebedor de vientos”.
En la última competición a nivel mundial de Raid gano el título de campeona del mundo una amazona española, María Álvarez, con un caballo Árabe.
El caballo alemán de deporte se cría también con éxito en Europa y otros países, dentro de este tipo de caballo destaca el de raza Hannoveriana por cosechar miles de premios en varias disciplinas deportivas y ser la raza de deporte más criada fuera y dentro de Alemania, el Holsteiner es muy famoso por sus éxitos en el salto y el oldenburgues y el westfaliano en doma clásica. En el ranking internacional de éxitos en doma clásica y salto destaca la raza hannoveriana tiene una cabaña de aproximadamente 100.000 yeguas registradas. En Alemania cada año los criadores de esta raza celebran varias subastas de estos caballos, para poder participar un caballo en estas subastas antes debe pasar por un minucioso examen veterinario en el que se incluyen radiografías y varios profesionales valoran sus aptitudes para el deporte de esta forma se seleccionan para la venta los mejores productos y estas subastas son un éxito para los criadores pues cada año se viene alcanzando una media de beneficio de 50.000€ por ejemplar vendido.
Los criadores de raza Holsteiner también hacen una subasta anual de mucha calidad pero como es una raza con un stud book con menos caballos registrados se han llegado a pagar por algunos ejemplares 600.000€ pues este tipo de caballos es considerado por muchos como el mejor para el salto y es mejorador de otras razas destinadas a este fin.
Otra subasta famosa en Alemania de caballos deportivos es la conocida como la Performance sales international que se celebra cada año desde hace 29 años en la ciudad de Ankum en el mes de Diciembre, está organizada por los jinetes de salto Paul Schockemöhle y el doma Ulrich Kasselmann. En la subasta del año 2008 se presentaron 52 caballos de 10 razas deportivas, 26 caballos fueron destinados para el salto y otros 26 para la doma. En esta edición fue comprado el caballo “Fine Time” por un criador ingles por 780.000€. El record en precio de esta subasta lo lleva el semental “Caballero” que en el año 2007 fue vendido en 800.000€.
En esta prestigiosa subasta han sido vendidos campeones y futuros campeones de proyección internacional.
El caballo holandés de deporte también conocido como el KWPN le sigue muy de cerca en calidad y éxitos deportivos internacionales al caballo alemán.
En los juegos olímpicos de Pekín la amazona holandesa Anky Van Grunsven gano el oro con un caballo de esta raza llamado “Salinero”. En salto también cosechan éxitos importantes.
Esta raza sigue una estricta selección y es dividida en tres tipos de caballos según sus aptitudes y uso deportivo, se cría así una línea de salto, otra de doma y otra más pesada para enganche.
Estos caballos holandeses junto a los alemanes forman el denominado grupo de caballos centroeuropeos que en la actualidad es el grupo de caballos más cotizado para el deporte y todos tienen una funcionalidad en común y se crían siguiendo unos estrictos parámetros siempre de cara al éxito deportivo.
En Francia también se cría un excelente caballo de silla igual que en su vecina Bélgica, estos caballos también tienen influencia alemana y son buenos atletas reconocidos sobre todo en el salto.
En Francia tenemos la famosa subasta de Nash en la que se llegan a subastar cada año casi 200 caballos por edición. En el año 2008 la yeguada Haras des Hayettes facturo 272.450€ en caballos vendidos destinados al salto.
Cada año se celebran cientos de subastas de caballos de raza por todo el mundo en las que los ganaderos ponen a la venta los mejores productos que pueden ofrecer. En las mejores subastas, las destinadas al deporte de élite, los caballos siempre pasan un riguroso control de calidad por un equipo técnico formado por veterinarios y otros expertos en la materia que velan para que los caballos estén sanos y cumplan las exigencias que el deporte y el mercado requieren también son montados por jinetes profesionales que valoran sus cualidades y su potencial para el deporte al que estén destinados ya sea el salto o la doma.
Tomando estos ejemplos en la búsqueda de la funcionalidad yo ánimo a los criadores a que sean muy exigentes a la hora de seleccionar animales para la cría y si tienen dudas, sería importante que se dejaran asesorar por expertos en la materia para obtener así buenos resultados que les den beneficios que motiven su actividad. Cada año se ven en las pistas de concurso animales mejores y jinetes más preparados, el mundo del deporte avanza cada día más y no deja sitio alguno para los que no pueden llegar a un nivel competente.
Semental KWPN
Sistema de cría y selección Holandés (KWPN). 
Cada año el equipo de expertos criadores del caballo KWPN hacen inspecciones a las yeguas para aceptarlas si procede en el registro.


Las yeguas comienzan su crianza en primavera. Son presentadas en las elecciones del registro a través del país. Expertos deportistas forman parte del jurado, valorando el entrenamiento y talento para el salto de los caballos deportivos en modalidad libre. Las yeguas son valoradas según su morfología y movimiento. Cuando se consideran validas, las yeguas de tres años son apuntadas en el registro principal y marcadas con el signo del León emblema real de Holanda. Las mejores yeguas de estas selecciones son mostradas a nivel provincial. Solo las mejores estarán cualificadas para la feria nacional, donde los caballos más sobresalientes son evaluados por un jurado internacional.
Su potencial se prueba en periodos de dos a cinco semanas o en la prueba IBOP de un día. Para registrarse en el libro del KWPN tienen que alcanzar un mínimo de movimientos. Las mejores yeguas pueden ganar el título de estrella (ster) en las selecciones provinciales durante la primavera. El ranking más alto, el titulo de selección (keur), solamente es concedido a aquellas yeguas con el titulo de estrella de más de cuatro años de edad que han tenido potros y han pasado las pruebas con buenos resultados. Las yeguas que pasan el exhaustivo examen de rayos x reciben el titulo de PROK . Las yeguas que hayan tenido al menos tres potros de conformación notable reciben la calificación de preferente. Cuando al menos tres potros de una yegua se muestran excelentes en deportes, la yegua recibirá la calificación de Prestatie o preferente. El titulo corona (crown) se da a las mejores yeguas que son incluidas en una lista mundial.
Si la yegua se muestra bien en movimiento, salto y arnés será premiada con el calificativo de deportiva. Fuera de Holanda los propietarios de yeguas de esta raza pueden testarlas en un IBOP de un día.
En cuanto a los sementales, reciben el titulo de Licensed cuando se les inscribe en el libro de raza al pasar un pequeño test de calidad este título solamente les da el 15% de utilidad.
Reciben el titulo de Aprobado los sementales con titulo Licensed que pasan el examen para semental KWPN. El caballo que no tiene titulo o no a superado los exámenes anteriores pasara otro examen que le dará el titulo de Ster (estrella).
La selección ha sido el mejor método para conseguir la mejor calidad en esta raza. Hoy en día incluso no existen en el mundo sementales tan estrictamente elegidos para conseguir la conformación, el movimiento, salud, temperamento y habilidades deportivas como las de esta raza, su selección de potros es única en comparación con otras razas deportivas. La gestión y el control de sementales y yeguas se realiza gracias a una administración general de expertos en la materia coordinada y dirigida por una dirección general que es elegida por los miembros de la asociación de forma democrática, este equipo vela para que los animales sean de calidad estén identificados con su microchip, también se les realizan análisis y controles de los ADN de muestras capilares. Gracias a este eficaz método de selección se ha conseguido que el KWPN mantenga una posición de liderazgo mundial tanto en salto como en doma clásica.

1 comentario:

  1. Que bueno encontrate en internet, estoy muy sadisfecho por el trabajo que hiciste con nuestros caballos un saludo:
    Jose Antonio G.

    ResponderEliminar