domingo, 17 de enero de 2010

Introdución en la doma clásica.

Hace poco un ganadero americano, que es muy amigo mío, me aconsejo que explicara en mi blog una vez más que es la doma clásica, pues le parecio muy interesante el articulo anterior que escribí aquí más arriba, en el que contaba un poco la historía de la equitación en Paraguay. 
¿Qué es la doma clásica?
La disciplina de la Doma Clásica tiene por objeto el desarrollo atlético del caballo mediante un entrenamiento a través del cual el jinete consigue que el caballo realice todas sus órdenes con armonía, equilibrio y actividad. El caballo se vuelve tranquilo, elástico, ágil y flexible, a la vez que se hace más confiado y atento a las órdenes del jinete, llegando a formar con él un binomio perfecto. Las ordenes del jinete se transforman en la ejecución de unos determinados ejercicios que son conocidos por todos los jinetes que practican esta disciplina y son los mismos en todo el mundo, pues la doma clásica es un deporte olímpico internacional. La forma en la que se realizan estos ejercicios, será evaluada primero por el entrenador del caballo y más adelante en competición, será evaluada por los jueces del concurso de doma clásica que son los responsables de decidir si un caballo realiza bien o no estos ejercicios.
Para practicar doma clásica no hace falta hacerlo enfocado a la competición, muchos aficionados la practican por el amor al deporte y la tradición, lo mas importante de esta disciplina hípica es la salud física y mental del caballo también lo es conseguir su plena obediencia y sumisión, de esta forma el jinete y el caballo se ven muy compenetrados, esto hace de esta disciplina algo muy artístico y estético.
Desde principios del siglo XX la doma clásica ha sido un deporte olímpico que con el paso del tiempo ha captado cada dia más adeptos, ha generado un enorme negocio y ha creado un conflicto de intereses que ha revolucionado el mundo del caballo, su cría y su adiestramiento. Algunos jinetes, entre ellos yo, defendemos que la doma clásica no debe de abandonar sus raíces más puras y clásicas, estás son las que nos dejaron maestros como Nuno Oliveira o Laguernie, nosotros defendemos esta postura frente a los jinetes modernos que en pro de sus beneficios personales abandonan este camino al intentar obtener buenos resultados en competición en el menor tiempo posible.
En doma clásica se enfrentan en igualdad de condiciones hombres y mujeres, es un deporte mixto en el que un jinete puede arrebatarle el titulo a una amazona o viceversa.
Otra peculiaridad de la doma clásica es que se puede practicar a cualquier edad y se puede competir también desde infantiles hasta adultos sin limite de edad. Los jinetes tienen una vida activa como deportistas mucho más larga que en otros deportes. Así, los hermanos Piero y Raimondo d'Inzeo fueron los primeros olímpicos en representar a su país ocho veces compitiendo en todos los Juegos entre 1948 y 1976, ganando seis medallas. En las olimpiadas del año 2008, Brasil fue representada en doma clásica por una amazona de apenas 16 años, esta se convirtió en la deportista más joven de todos los juegos olímpicos, compitió contra jinetes que la doblaban la edad en igualdad de condiciones.
Una prueba de doma clasica muy valorada por el público que acude a los concursos, es la kur musical, que es una prueba de carácter libre con música de fondo, esta prueba de gran valor artístico y estético hace las delicias del espectador y saca del jinete su lado más creativo.

Según el Artículo 401 del Reglamento de Doma 2008 de la RFHEE, las cualidades del caballo de doma se ponen de manifiesto por:
- La franqueza y la regularidad de los aires. - La armonía, la ligereza y la facilidad de los movimientos. - La ligereza del tercio anterior y el remetimiento de los posteriores cuyo origen es debido a una impulsión, siempre activa. - La sumisión a la embocadura con una descontracción total y sin tensión ni resistencia alguna.
- El caballo da así la impresión de manejarse por sí mismo. Confiado y atento, obedece generosamente las indicaciones de su jinete, permaneciendo absolutamente derecho en todos los movimientos en línea recta y ajustando su incurvación a las trayectorias curvas.
- Su paso es regular, franco y suelto. Su trote es libre, elástico, regular sostenido y activo. Su galope es regular, ligero y cadenciado. Las caderas deben siempre mostrarse activas a la menor indicación del jinete y por su acción, animan también a todas las partes del caballo.
- Gracias a su impulsión, siempre despierta, y a la flexibilidad de sus articulaciones, que ninguna resistencia paraliza, el caballo obedece de buen grado y sin dudar, y responde a las ayudas con calma y precisión, manifestando un equilibrio natural y armonioso, tanto físico como mental.
- En todo su trabajo, incluso en la parada, el caballo debe estar “en la mano”. Se dice que un caballo esta “en la mano” cuando el cuello está más o menos elevado y arqueado según el grado de doma y la extensión o reunión del aire, y acepta la embocadura con un contacto ligero y suave y una completa sumisión. La cabeza debe permanecer en una posición estable y, por regla general, ligeramente por delante de la vertical, con una nuca flexible y en el punto más alto del cuello, y el caballo no opone ninguna resistencia a su jinete.
- La cadencia se aprecia en el trote y el galope, y es el resultado de la propia armonía que muestra un caballo cuando se mueve con regularidad bien marcada, impulsión y equilibrio. La cadencia debe mantenerse en los diferentes ejercicios de trote o de galope y en todas las variaciones de estos aires. La regularidad de los aires es fundamental en Doma Clásica.
A continuación pondré unas fotos de varios ejercicios de doma clásica para que los puedan ir conociendo los lectores de mi blog.                       
                                                                           Foto: cambio de pie en el aire al galope.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada