sábado, 10 de julio de 2010

Biomecanica del caballo II.

Amigos y seguidores de este nuestro blog, aqui podeis leer la segunda parte del articulo sobre la biomecanica del caballo, en esta entrada hablaremos sobre el trote.
TROTE

DEFINICIÓN Y EVALUACIÓN

El trote tiene dos tiempos en cuatro fases con una fase de suspensión en el aire. En el trote original, el par de extremidades diagonal en suspensión muestra un paralelismo entre la caña de la pierna trasera y el antebrazo de la mano delantera diagonal. Este paralelismo – entre otras cosas – es característico de un caballo que se mueve a través de la espalda. Igual que en el paso, también en el trote los músculos dorsales largos trabajan correlativamente en cada lado. Una musculatura dorsal libre de tensiones permite que la musculatura lumbar y abdominal del mismo lado estire la pierna trasera del mismo lado debajo del cuerpo y así asegurar un avance de las piernas traseras de acuerdo a lo que sea específico para cada moviento.

El movimiento - similar a un acordeón - de las costillas del caballo muestra la función de la musculatura abdominal. En la fase de contracción la pierna trasera del mismo lado es estirada debajo de su cuerpo. En galope es casi simultáneo en ambos lados y mueven toda la cadera.

El movimiento de las costillas hace ver claramente que la musculatura abdominal es una musculatura de movimiento.

También en el trote una larga línea del cuello superior con un ángulo abierto de la nuca es una condición decisiva para poder mantener un desarrollo libre y natural del movimiento. En una formación correcta se tienen en cuenta los principios básicos como ritmo, soltura y un buen contacto.

El contacto – el tercer punto de la escala de formación según la enseñanza clásica de equitación – es el resultado de un caballo sensible que busca la mano del jinete. Este apoyo solo es realizable cuando la espalda - en su propiedad de central de movimiento – deje fluir con elasticidad y sin tensión el movimiento de las piernas traseras. Solo un caballo que desarrolla su empuje desde atrás hacía adelante y que permite que el jinete esté sentado elásticamente lleva al resultado de un contacto de alta calidad.

Un caballo de cuatro años debe de tener un trote de trabajo libre y sin tensiones. Su contacto aún no sera constante y a veces su cabeza puede ir detrás de la mano. A pesar de ello se puede ver claramente que el caballo busca el contacto y por si mismo acepta la mano (freno). Un caballo libre de tensiones se puede reconocer especialmente por la cola que es llevada libremente con ligero movimiento basculante.
La cola llevada relajadamente con movimientos basculantes es un indicador maravilloso para enjuiciar la soltura y el relajamiento de un caballo. La cola representa la parte visible de la columna vertebral y esta sometido – al igual que las demás partes de de la columna vertebral – a la musculatura autóctona, la musculatura controlada por la médula espinal. El caballo NO puede controlar conscientemente esta musculatura y así la posición de la cola muestra maravillosamente los estados de tensión – también de tensión negativa – en la espalda de un caballo. Entonces, la cola es un indicador importante para el jinete, si el caballo está relajado o no.

LEVANTAMIENTO RELATIVO
El análisis del trote y el comportamiento de la cola muestran claramente la línea superior relajada, sin tensión negativa como está dada en el caballo en posición de levantamiento relativo. Un criterio de calidad decisivo de una buena formación del caballo es una espalda relajada que solamente muestra el caballo que se mueve a través de la espalda.

TROTE
EJEMPLOS NEGATIVOS
En todos los aires con empuje activo un armado mecánico del caballo lleva – a través de la tensión que se causa en la espalda – a una disminución del empuje de las piernas traseras. Este efecto de freno surge debido a la relación biomecánica de los músculos dorsales largos con los músculos del anca y el isquion. Por consiguiente una tensión negativa de la musculatura dorsal se transmite a través de esta cadena de músculos hacía atrás y frena el impulso de la pierna trasera que se mueve hacia adelante. Así se distorsiona el paralelismo de las piernas y el caballo se apoya más en las extremidades delanteras.

El trote pasageado en las competencias hípicas generalmente recibe muchos aplausos, sin embargo, solo se puede desarrollar con una correspondiente tensión en la espalda. Otro efecto negativo de una musculatura dorsal tensionada es que el jinete tiene dificultades de permanecer sentado en el trote y además se presentan casi todos los problemas en relación al contacto como “ir contra la mano”, “ ir detrás de la mano”, “ignorar la rienda”,”rechinar los dientes”, así como todos los usuales problemas con la lengua . En el deporte moderno se utilizan estos movimientos llenos de tensión para crear aires exagerados.

El trote espectacular pasageado SOLO se puede lograr a través de una espalda tensionada. Es incomprensible que hoy día en muchos eventos hípicos – hasta en los niveles más altos – estos movimientos perjudiciales para la salud del caballo sean los que reciban las mayores puntuaciones y los aplausos más fervientes.

JOHANN RIEGLER

Hace algunos años, el Coronel Albrecht dijo que los concursos hípicos de hoy día se acercan más bien a un espectáculo y que lastimosamente los caballos son obligados – muchas veces con ayudas que no corresponden a su naturaleza – de tirar sus piernas hacía arriba, y no pueden ya dejar fluir la energía del movimiento a través de su espalda con lo que se fomentaría el movimiento natural del caballo, para convertirlo en un caballo más lindo y más sano. Si se abandona este camino la equitación poco y nada tiene que ver con el adiestramiento clásico.

Con un mayor fortalecimiento de la grupa del caballo, con el tiempo se puede ir desarrollando el impulso en el caballo bien formado. Si falta este mayor impulso se corta el flujo de movimientos en la espalda. Nuestro caballo aquí solo muestra indicios de los consecuencias negativas.

Al cortar el flujo de movimiento en la espalda surge un caballo movido a pierna y que pierde el impulso desde las piernas traseras. En el Passage, esto tiene como consecuencia una menor alzada y en el trote alargado una notable pérdida de amplitud.

El paso en suspensión se desarrolla a partir de una central de movimiento tensionada, mientras que el impulso se desarrolla a partir de las piernas traseras y es llevada hacía adelante a través de un cuerpo relajado y flexible. Es importante eliminar este malentendido.

El correspondiente análisis biomecánico muestra que se ha destruido el círculo característico que describe el casco en el trote, tanto así como el paralelismo de las piernas en suspensión en todos los diferentes tipos de trote.

PROF. HEINZ MEYER

En la mayoría de los caballos, el desarrollo de movimientos espectaculares solo es posible a base de una mayor tensión, aunque con una tensión disfuncional , es decir una tensión que no lleva al desarrollo elástico del movimiento. Hoy día generalmente se utiliza un método de formación en el cual se coloca la cabeza demasiado en alto y el ángulo cabeza-cuello es demasiado angosto. Esto a largo plazo lleva a un endurecimiento de la espalda y al hundimiento de la misma.

Especialmente en la hiperflexión y el levantamiento absoluto (de la cabeza) se impide un movimiento activo y el libre avance de los posteriores. Ya a fines del siglo 19, Holläufer, denominó esta forma de desplazamiento como “caballo movido a fuerza de pierna”.

PETER KREINBERG

Realmente se precisa de un juez muy valiente y soberano para poder tomar decisiones poco populares – sobre todo tratándose de jinetes conocidos y famosos.

A mediados del siglo pasado Erich Glahn exige: “es la tarea honorable de un juez de diferenciar a los caballos “movidos a fuerza de pierna” de los caballos cuyos movimientos fluyen a través de la espalda. Un caballo movido a fuerza de pierna nunca debería obtener ni una mención. El puntaje se debe otorgar a los caballos que se mueven a través de la espalda y mayor puntaje de acuerdo a la capacidad técnica de la presentación”

PROF. HEINZ MEYER

Falta la institución que podría frenar este desarrollo. Actualmente es el mercado el que define – a no ser se contravenga gravemente la Ley de Protección de los Animales – y aquí justamente está el problema de poder comprobar la lesión.

HIPERFLEXION - ENROLLAMIENTO

Otro método de entrenamiento muchas veces utilizada es la de colocar los caballos demasiado bajo en el eje cabeza-cuello. En la última consecuencia este método lleva a un enrollamiento extremo. La FEI denomina este método como “hiperflexión”. En este método se produce una excesiva tensión estática en el sistema del cuello superior, la espalda se levanta extremamente y la articulación de la zona lumbar y del sacro (unión entre columna lumbar y hueso sacro) es sobre estirada. Estos caballos pierden el avance de los posteriores debido a un arqueo exagerado de la espalda y la consecuente tensión en la musculatura dorsal, del anca y del esquion . En ambos métodos es imposible lograr una reunión real con una flexión correcta de las articulaciones traseras.

DAVID WILLIAM DE WISPELAERE

Recuerdo un suceso durante una final de una copa mundial: donde Stewards le quería explicar a una amazona que esta prohibido montar a un caballo en una posición cabeza-cuello tan baja con la mano tan dura. Finalmente la respuesta del entrenador era que al final ambos no habían viajado miles de kilómetros para escuchar semejante comentario. Así terminó esta historia.

PETER KREINBERG

Ahora, si entra un jinete con un caballo que muestra estas fallas en el tacto y recibe un puntaje muy bajo se ha hecho todo lo que permite el reglamento. Solo si un caballo con obvias faltas en su presentación recibe encima una buena puntuacion – entonces todo el buen trabajo no tiene ningún valor.

Espero que este articulo les sea de utilidad y les haga reflexionar sobre las técnicas de adiestramiento actuales,  en el próximo articulo hablare de la biomecánica en el galope.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada