lunes, 1 de agosto de 2011

Problemas con la boca del caballo.

Amigos y seguidores de este nuestro blog, esta semana me gustaría hablarles de lo que piensa la FEI y un grupo compuesto por otros expertos a nivel mundial de la doma clásica sobre un tema que por desgracia ahora es muy actúal, me refiero a los problemas de resistencia del caballo con la boca y su lengua contra la mano del jinete. 
Este tema personalmente a mi me preocupa porque yo ante todo pongo la salud y el bienestar del caballo por encima de los intereses que ha creado la competición. 
Una buena formación del caballo, un trabajo hecho con calma y sin prisas siempre da su fruto pues le ayuda al caballo a entender y asimilar lo que esperamos de el. 
Si el caballo nos entiende, colaborara muy gustoso con nosotros pero si no nos entiende yo recomiendo saber esperar y tener paciencia así evitaremos conflictos que a la larga deribaran en resistencias y otros serios problemas que entorpeceran la ejecución correcta de los ejercicios de doma. 
Cuando un caballo no acepta bien el contacto se defenderá, sobre todo si le duele la boca por culpa de una mano muy dura. 
Cuando un caballo se "agarra" al filete, tira de las riendas, abre la boca, pasa la lengua o simplemente saca la lengua, nos esta indicando que nuestro contacto le molesta, no lo acepta, entonces hay falta de control sobre el, comienza así una lucha que como consecuencia tiene el dolor en la boca del caballo. 
Estos son claros sintomas de un entrenamiento deficiente del animal, o una exigencia desproporcionada por parte del jinete sobre el caballo.

Los problemas de contacto son un problema muy común en el mundo de la doma, partiendo desde la base hasta los niveles más altos, incluso en las Finales de la Copa del Mundo, los Juegos Ecuestres Mundiales y Juegos Olímpicos. Los problemas de contacto en la mayoría de las veces comienzan en la lengua del caballo, estos problemas van desde la lengua que se muestra un poco en un lado de la boca hasta los 20 centímetros de carne que tiene la lengua colgando de la boca, otro problema derivado del sacar la lengua es que aparezca sangre por la boca después de una lengua o labio mordido, estos problemas se han podido ver en las pistas de concurso y traen de cabeza a los jueces que los ven.
Aunque, en principio, las reglas son claras acerca de la lengua que se muestra en las pruebas de doma, decenas de jueces individuales a la hora de puntuar viendo un fallo así, no son muy justos. Los problemas de la lengua suelen ser la externalización de una formación incorrecta, que a menudo se intenta ocultar con muserolas bien apretadas. En un concurso una vez que se ve en la boca del caballo un poco de sangre, el juez procede a la eliminación automática del binomio pensando en el bienestar del caballo que es una prioridad absoluta.
Las recientes discusiones entre la FEI y el comite de doma internacional han llevado a proponer un cambio de reglas en las cuales la sangre se aceptará en competiciones de alto nivel, siempre y cuando el caballo sea inspeccionado por un veterinario FEI fuera de la pista, cuando aparezca sangre. Si la sangre ha dejado de aparecer en el momento en que el veterinario FEI está en el lugar inspeccionandolo tendrá una nueva oportunidad para completar su prueba. ¿Es esta una sabia decisión beneficiosa para el bienestar del caballo, o simplemente es otra forma de regular y permitir ciertos errores a determinados jinetes y caballos?
En el 2011 CDIO-PJYR Roosendaal un caballo saco su lengua, y la mostró por el lado izquierdo durante toda su prueba, los jueces no fueron capaces de determinar un veredicto unánime. El binomio puntúo 69%, 70% y 61%. La diferencia porcentual causó un conflicto entre los padres, entrenadores y jinetes, ya que no quedo claro cuál es el estándar que se debe seguir. ¿Fue esta una gran prueba, que merezca un 70%, o no?. ¿Fue esta admirable presentación o simplemente reveló un problema de formación del caballo?
El manual de la FEI para los jueces, cuando se trata de cuestiones de la lengua a la hora de puntuar dice que se debe penalizar con una puntuación baja. 
"Me temo que el juez que puso la nota más baja hizo lo correcto en este caso", dijo el juez O-Enzo Truppa. "Si la lengua está hacia un lado, cada movimiento se marcará con dos puntos menos que de otra manera merecida y si la lengua está fuera la mayoría de las veces la puntuación máxima se encuentra en 5 con la sanción correspondiente también en las notas de conjunto"
El juez britanico Clarke dijo: "Puede que no sea visible a todos los jueces a lo largo de cada uno de los movimientos de la prueba, especialmente aquellos que sólo podían ver algunos de los ejercicios desde el lado derecho del caballo", dijo Clarke también: "Además, no puede haber sido tan grave, si el resto de la imagen era muy buena, así no puede ser considerada como una resistencia muy fuerte (algunos caballos, un poco como los niños en la escuela, cuando están escribiendo, sacan la lengua un poquito hacia un lado en señal de concentración en vez de resistencia). Por lo tanto me imagino que los jueces de un lado podrían retomar este punto más que otros a los que habría sido menos visible. 
Ambos jueces Truppa y Clarke fueron justos al decir que es difícil de evaluar una situación, como la de Roosendaal, cuando no estaban allí. Sin embargo, la conclusión es que si la lengua se ve hay que considerar que la aceptación de la embocadura es menos que perfecta y se debe penalizar adecuadamente como se indica en el Manual del FEI ", concluyó Clarke. 
 
La solución rápida para problemas de la lengua (en competición) es apretar la muserola más de lo normal. Sin embargo, una muserola muy preta es a menudo visible cuando el caballo presenta problemas respiratorios y la lengua se muestra descolorida porque el torrente sanguíneo es limitado debido a la presión.
El juez de la FEI, el General Ghislain Fouarge hizo hincapié en que una actuación a largo plazo con la lengua fuera la mayor parte de una prueba de doma es un "grave error de base" en la formación del caballo.
 "El caballo en primer lugar para tratar de reducir la presión de la muserola intenta abrir la boca y va a empujar la lengua hacia fuera". "Si la muserola se apreta con tanta fuerza, la presión en la punta de la lengua es tan grande que el caballo estará tratando de defenderse de ella. "
Por supuesto que cualquier jinete puede hacer frente a un momento de tensión en una prueba, en un momento dado puede sumar una presión adicional de las manos en las riendas y el caballo puede mostrar brevemente su lengua como resultado.
"Por cierto que esto puede suceder por un período muy corto de tiempo, por ejemplo, cuando un caballo salta a un lado porque se asusto de algo", explicó Fouarge, y agregó que "no debe ser por un período largo, ya que el caballo no está preparado para lo que se pide de él. No tendrá suficiente capacidad de autotransportarse. "
Cuando el caballo es capaz de sostenerse y "autotransportarse" el caballo acepta la embocadura con un contacto ligero en la brida. "Esto sólo se puede obtener cuando el caballo está entrenado en el camino correcto y se ha aprendido a realizar de la manera correcta", declaró Fouarge. "Para él no habrá necesidad de resistir contra la mano del jinete. Él estará feliz porque no hay una presión innecesaria sobre él. Al final, el caballo debe buscar el contacto agradable."
Fouarge es muy consciente de como puntuan los jueces a los caballos con problemas de lengua. "Es complicado", admitió Fouarge. Sobre todo porque hay que mirar si una cuestión de la lengua se está camuflado por una muserola apretada. "Hay que saber si la muserola está muy apretada y la persona que lo debe comprobar sólo lo hace después de la prueba."
En el Foro Mundial de Doma Clásica 2010, se sugirió que podría ser beneficioso para el deporte si la tensión de la muserola es controlada antes de la prueba en lugar de después "De hecho estoy de acuerdo", dijo el juez de la FEI el general Fouarge. "Antes y no después", agregó.  "Este es quizás un elemento interesante en que pensar."
En el 2010 durante los Juegos Ecuestres Mundiales la amazona Adelinde Cornelissen y Eventer Karim Florent Laghouag fueron eliminadas porque la sangre se detectó en la boca de su caballo durante una competencia de doma. Sin embargo, en la primavera del 2011 en las normas FEI de doma clásica no se menciona explícitamente la eliminación del binomio en el caso de que la sangre aparezca durante una prueba.  " La visión de la sangre inmediatamente dispara las alarmas del bienestar animal y la FEI también recurre a la norma general (artículo 430.7.6), que establece que una razón para la eliminación de un binomio es que, "el rendimiento este en contra del bienestar del caballo."
"Es cierto que la sangre no se menciona específicamente en el Reglamento FEI para eventos de doma", dijo el director de doma de la FEI Trond Asmyr en una revista en Marzo del 2011. "Sin embargo, proporcionan al Jurado de Campo la autoridad para eliminar los caballos por motivos veterinarios, y claramente el sangrado de la boca es un problema veterinario.  En el caso de Parsifal, la hemorragia se produjo durante la prueba cuando el caballo y la amazona se encontraban bajo el control del juez de eliminación C. En estas circunstancias, es inmediata y no es apelable. Se acepta que la sangre en la boca hace que el caballo no sea apto para competir, así como la cojera también es motivo de eliminación. Incluso si es sólo temporal, el caballo y jinete, serán eliminados. Es una regla general, y esto es una aplicación específica de la misma.
"Es difícil incluir en un reglamento las disposiciones de cada situación que pueda ocurrir en una competición ", continuó Asmyr. "Tenemos en marcha unas normas sólidas para proteger a los caballos, y la eliminación de un caballo porque muestra sangre es una práctica bien establecida".
La falta de reglas claras para la disciplina de doma clásica sobre la sangre han llevado a los miembros del Club Internacional de Entrenadores de doma clásica (IDTC) para revisar las normas y proponer cambios. Encabezado por el entrenador Janssen Sjef Cornelissen, un miembro de la junta IDTC, el club de los entrenadores ha formulado un nuevo concepto sobre problemas de "boca ensangrentada".
En Marzo en la revista La Crónica del Caballo se publico la propuesta de la regla del IDTC de la siguiente manera:
"Los caballos que muestren sangre en la pista de competición, se revisarán para evaluar el motivo y la causa. Si el juez o el jefe Steward observan la más minima mancha de sangre, la prueba se detendrá. El competidor deberá salir de la arena, y el veterinario de la FEI Steward examinará inmediatamente al caballo. En casos de menor importancia si el sangrado se ha detenido y se considera que no es un problema para el bienestar de los caballos se considerara que el caballo es apto para la competencia, al jinete se le permitirá continuar la prueba en la próxima salida o al final del concurso. Al igual que con el mal funcionamiento de los sistemas de sonido durante la Kür, la prueba se reanudará en el punto donde se detuvo y todos los resultados anteriores de los movimientos se mantendrán. En los casos que esto ocurra en el área de calentamiento, el Veterinario FEI podrá examinar al caballo para excluir cualquier problema en el bienestar del caballo y confirmar su aptitud para la competencia. "


Kyra Kyrklund, presidenta del Club Internacional de Jinetes de Doma Clásica (IDRC), dijo a la revista Eurodressage que el IDRC no está de acuerdo con la sugerencia del IDTC. "Nuestro punto de vista es que si hay sangre en la boca durante la competencia, el caballo debe ser eliminado". "El jinete debe tener el derecho a apelar si piensa que no era sangre y en ese caso tienen la oportunidad de empezar de nuevo."
El recurso sólo se aplicaría si el jinete cree que no hay sangre. "No creo que se deba tener una segunda oportunidad si se trata de sangre", agregó Kyrklund.  "La apelación es un derecho que el jinete debe tener. ¿Qué pasa si el juez está viendo algo que no es así? En Kentucky los comisarios FEI examinarón los flancos de los caballos después de la prueba con un guante blanco. Uno de los caballos tenía sudor marrón de la suciedad, no era sangre, pero dijeron que podía serlo y el jinete estaba muy molesto, hasta que se descubrió lo que realmente era. "
Kyrklund reveló que la sugerencia de la regla IDTC implica demasiados problemas prácticos para que sea factible. "Se necesitaría un veterinario de la FEI en guardia por todo el concurso de doma clásica durante todo el tiempo". "¿Qué pasa si el caballo una vez comenzada la competición comienza a sangrar? ¿Se debe empezar de nuevo? ¿Y cuánto tiempo de calentamiento se permite para volver a empezar? ¿Qué pasaría si el caballo comienza a sangrar de nuevo , puede tener un tercer intento? "
Kyrklund es muy realista en la identificación de la imposibilidad de la propuesta IDTC. Comparó el sangrado accidental de la boca de un caballo debido a un accidente menor con el sangrado por acción de la mano y el bocado.
Los 59 años de edad de Kyra le dan mucha experiencia, fue también amazona olímpica en seis ocasiones, en 1991 fue campeona del mundo, es una entrenadora de doma muy respetada y profesora de la Universidad Uppsala de Ciencias Agrícolas. Kyra agregó que la mordedura del labio o la lengua rara vez es accidental, sino más a menudo una manera de revelar un problema de formación.  También dijo: "Yo creo que un caballo que está relajado y tranquilo no debe resistirse a la mano del jinete con su boca".


El viernes 24 de junio, la FEI emitió un comunicado con los cinco principales avances del Comité de Doma FEI (DC) con los que se está trabajando. Llegó como una sorpresa impactante que la DC decidiera proponer la siguiente regla a las Federaciones Nacionales para su aprobación con el fin de lograr su aprobación en la Asamblea General de la FEI 2011 en Río de Janeiro, Brasil, en noviembre.
En los eventos de alto nivel (Juegos Olímpicos, Campeonatos y Finales), los veterinarios FEI estarán presentes en la pista de calentamiento, examinarán los caballos y la prueba se reanudará si el sangrado de lesiones menores, si estas existieran, se hubiera detenido. Si la hemorragia no se detuvo, el caballo será eliminado. Si los veterinarios no están presentes para examinar un caballo, y este sangraría se procedería a la eliminación inmediata del binomio.
La norma propuesta se limita a los eventos de nivel superior por lo que sólo existe en beneficio de los jinetes de élite mundial. Un veterinario en un gran campeonato internacional si es testigo de cualquier hemorragia menor tendra el deber de detener la actuación del jinete en la pista. Además, este veterinario tendrá que demostrar una fuerte voluntad de carácter para ser capaz de hablar en contra de la opinión de los jinetes, entrenadores que se encarguen de el caballo e incluso podría manipular el sangrado para detenerlo antes.
Ya ha sucedido en algunas ocasiones que la autoridad de los administradores de la FEI, incluso la de los jueces, se han visto afectadas en los campeonatos internacionales por personas que por sus propios intereses piensan lo contrario e intentan intimidarlos por seguir el reglamento a rajatabla.
Recordemos la recomendación de la Junta de IDRC que fue oficialmente establecida de la siguiente manera:
El IDRC cree que el bienestar del caballo es de suma importancia en todas las ocasiones y en todos los aspectos. Si la sangre es observada por el Presidente del Jurado de Campo en un concurso deberán detener y eliminar al binomio jinete caballo. En aras de la equidad, el jinete debe tener el derecho de apelar. Si se admite el recurso sobre la base de que la sangre no estaba presente entonces, la prueba debe continuar en el punto donde se detuvo.
Para ser claros:
  • Si la sangre aparece después de que el binomio salga de la arena el jinete no debe ser eliminado. Sin embargo, el veterinario será notificado y la aptitud del caballo será evaluada.
  • Si la sangre se encuentra antes de la competición, al binomio se le permitirá competir si la causa y los síntomas pueden mejorar.
Según la opinión del IDRC esto no es un problema de la doma de los caballos, sino una cuestión de bienestar y debe aplicarse a todos los deportes ecuestres.
Al IDRC le gustaría ver un grupo de expertos compuesto por un jinete,  un entrenador,un  juez, un administrador, un veterinario y otros expertos que la FEI consideren oportunos. Los clubes deberán designar a sus representantes.
"El trabajo del grupo de expertos sería asegurarse de que el proyecto de la norma refleja las necesidades de este deporte. Es importante que lo hagamos bien", dijo el secretario general del IDRC Wayne Channon.


Las reglas de doma FEI sin duda necesitan ser modificadas respecto a este tema, deben incluir sanciones
especialmente para los casos en donde la lengua azul es visible porque el caballo no está aceptando el bocado o porque la muserola está demasiado apretada.

Según la FEI se establece que "en todas las etapas durante la preparación y entrenamiento de los caballos, el bienestar debe tener prioridad sobre todas las otras demandas y el abuso de un caballo usando ayudas artificiales (por ejemplo, látigos, espuelas, (muserolas !), etc) no será tolerado. " La meta final de la doma clásica es "el desarrollo del caballo a través de la educación armoniosa. Como resultado, hace que el caballo este tranquilo, suave, suelto y flexible, pero también confiado, atento y con ganas, por lo tanto de llegar a un entendimiento perfecto con el jinete. Estas cualidades se manifiestan por la aceptación de la embocadura y con la sumisión sin ningún tipo de tensión o de resistencia ".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada