lunes, 9 de febrero de 2015

Consejos para preparar un concurso morfológico.



Amigos y seguidores de este nuestro blog, en este artículo a petición de algunos de nuestros lectores asiduos voy a darles unos consejos para mejorar la presentación de los caballos PRE en los concursos morfológicos. Cuando trabajaba en España tuve la oportunidad de presentar varios ejemplares. Acudí a muchos concursos desde que era joven y no se me dio mal el trabajo de presentador, solo en el año 2006 gane siete premios, con dos sementales y una potra, por ese motivo me atrevo a escribir este artículo que espero les sea de ayuda.
Si queremos hacer un buen papel al presentar un ejemplar PRE en un concurso morfológico, primero tenemos que tener en cuenta que necesitaremos una preparación previa.
Esta, dependiendo del talento del animal será más breve o más larga, lo más importante es conocer bien a los caballos que vamos a presentar e ir trabajando las rutinas diarias que nos ayudaran a mejorar a nuestros caballos.
Estas rutinas diarias son de dos tipos, el primero es el que mejora  su aspecto físico y estético y el segundo es el trabajo a la cuerda que nos ayudara a tener a los ejemplares en la forma física adecuada y a familiarizar al caballo con lo que le pediremos el día que los presentemos ante un juez.
Cuidados regulares:
Un caballo debería trabajar a diario por ese motivo antes de iniciar su trabajo debemos asearlo y después del trabajo y antes de meterlo en su box o pesebrera también deberíamos limpiarlo de la siguiente forma:
Rasquetearlo con una rasqueta de goma por todo el cuerpo, después cepillarlo con un cepillo adecuado para sacar el pelo muerto y luego pasarlo un paño un poco húmedo para que se pegue en él lo que pudiera quedar de polvo.
Deberíamos usar dos esponjas, una para limpiar ollares y nariz y otra para maslo y ano.
Poner suavizante en crin y cola antes de su cepillado, comenzaremos a cepillarlas desde las puntas e iremos subiendo poco a poco intentando no romper las cerdas.
Limpiar cascos y engrasarlos después de duchar al caballo.
Siempre después de trabajar ducharemos a los caballos y nos aseguraremos de secarlos adecuadamente con el escurridor el cuerpo y las extremidades con una toalla, después lo ataremos al sol lejos de corrientes de aire, si hace frio le pondremos una manta de secado.
Es importante cuidar la estética del caballo antes del concurso, de esta manera haremos que el caballo llegue a un concurso en las mejores condiciones posibles. Cuando mejor arreglado este un caballo más fácil será impresionar al juez y conseguiremos que tenga una mejor imagen del ejemplar.
Trabajo estético:
Es obligatorio cuidar y cepillar adecuadamente cualquier caballo destinado al deporte o al que se vaya a exhibir en una feria, aunque esta sea dentro de dos meses.
Antes del concurso pondremos más atención a su aspecto exterior, cuidáremos de las crines y colas en los sementales y raparemos las crines y los maslos de las yeguas de la forma adecuada a su edad.
Según el reglamento del ANCCE los potros y potras de un año irán completamente rapados crines y cola, a partir de los dos años en adelante los sementales llevaran crines y colas largas al natural y las yeguas su crin rapada y el maslo rapado un palmo y cuatro dedos, de ahí para abajo la cola tendrá su largura, este corte lo llamamos “de escoba”.
Otro trabajo estético es controlar el peso adecuado del animal, no debe de parecer ni demasiado gordo ni tirando a flaco.
Si rasqueteamos y cepillamos a diario todo el cuerpo del caballo tendrá siempre un pelo sano y brillante, si estamos en época de lluvias o más fría de lo habitual, pondremos mantas de noche.
Vigilaremos también los herrajes, y cuidaremos de aplomos y cascos, siempre limpiaremos los cascos y los engrasaremos asiduamente, también recortaremos los pelos alrededor de la corona, si las cernejas son muy grandes las recortaremos con sumo cuidado para no herir.
Solo el día previo al concurso quitaremos las “barbas” y pelos de la nariz, mientras no concurse las dejaremos largas porque el caballo las utiliza para sentir lo que no puede ver delante de su nariz.
Cuando nos toque arreglar la crinera y la cola de nuestros potros o yeguas tendremos en cuenta que según usemos la esquiladora podemos disimular los defectos del cuello del caballo.
Si damos un corte largo disimularemos los cuellos cortos porque parecerán más largos.
Un corte corto será bueno para caballos con cuello largo o fino.
Un corte alto disimulara un cuello por arriba estrecho y parecerá más voluminoso y los cortes bajos disimularan los cuellos bastos y gruesos.
También podemos dar forma a la crinera, por ejemplo si damos curvatura cerca de la nuca haremos parecer un cuello más alto.
En el centro del cuello también podemos dar una curvatura dejando más crin y así embelleceremos los cuellos más normales.
Si dejamos la nuca muy rapada disimularemos el tamaño de los cuellos con gargantas muy anchas o empastadas.
También podemos ir compensando las zonas discontinuas del cuello como los llamados golpes de hacha dejando ahí la crin más larga y recortando más el tramo siguiente de cuello.
Trabajo a la cuerda y presentación.
El trabajo a la cuerda enseña obediencia y confianza, mejora el equilibrio, el ritmo, la regularidad, también mejora la condición física y la musculatura y educa al caballo pues así aprende a parar, caminar, también a girar a izquierda y derecha.
Trabajaremos con frecuencia a la cuerda a ambas manos a nuestros caballos de concurso, a los caballos adultos podemos trabajar en círculo de 20 metros, un tiempo de 20 a 30 minutos.
Durante el trabajo haremos transiciones de paso a trote, de trote a paso, de trote a galope, de galope a trote, el mismo tiempo a cada mano. También alargaremos y acortaremos el trote y el galope pidiendo con la voz y la tralla más ritmo y silbando le enseñaremos a reducirlo hasta la parada.
Es muy importante enseñar la parada a los caballos, esta debe de ser cuadrada e intentaremos que los pies queden remetidos para que no se hunda el dorso y el caballo entre dentro de la imagen de un cuadrado al estar parado.
A los potros/as de un año y de dos, yo recomiendo hacer un trabajo muy breve como mucho de 10 minutos, tenemos que trabajarlos poco pensando más en conservar sus articulaciones y huesos, utilizaremos mucho el paso en esa edad.
Cuando el caballo trabaje bien a la cuerda sin temor y sea obediente, practicaremos lo que hará en el concurso:
Los potros/as hasta los dos años solo harán paso en recto, circulo al trote y un largo y medio al trote hasta el centro del rectángulo, allí se paran cuadrados.
Los caballos de tres en adelante, harán un largo al paso en recto, 4 vueltas al galope, una al trote y un largo y medio hasta el centro de la pista, allí serán parados y cuadrados.
Este trabajo lo practicaremos en casa hasta que el caballo lo entienda y lo haga tranquilo sacando sus movimientos lo mejor posible sin alterarse ni perder el control el presentador.
Ensayen mucho la parada, familiaricen al caballo a parar cuadrado y remetido, con el cuello alto o largo dependiendo de la morfología del animal, parecerá así más bello.
Yo recomiendo utilizar para el trabajo a la cuerda una cabezada adecuada con anilla central y para presentar una con cadenilla.
Atuendo del presentador y otros consejos:
Un buen presentador debe conocer bien la morfología del PRE, así sabrá si el caballo es el adecuado para concursar, también podrá maquillar mejor los defectos si es consciente de ellos.
Un buen presentador se esforzara en enseñar bien a sus caballos lo que deben de hacer en un concurso y será muy meticuloso y exigente con su aspecto y manejo.
En la rueda de reconocimiento, guardara la distancia adecuada con los otros caballos concursantes, intentara dar desde el comienzo una buena imagen y procurara en ese instante ya mostrar un buen paso en el ejemplar, para conseguirlo basta con bajar su cuello y alargarlo hacia adelante, así utilizara mejor el dorso y remeterá más los posteriores.
Al trote con caballos flojos le hará un círculo más pequeño, con caballos brillantes los dejara más largo y no lo precipitara para que no galope.
Al alargar si el caballo es nervioso, es mejor tenerlo cerca y controlado, si es más confiado lo daremos más libertad.
En el galope haremos un círculo tirando a pequeño para tenerlo más controlado y evitar que se gire o se ponga al trote.
Utilizaremos una tralla pequeña como indica el reglamento.
Hay dos tipos de vestimenta, la española, formada por el llamado “traje corto andaluz” este se compone de sombrero de ala ancha del tipo cordobés, camisa blanca, chaleco, guayabera, pantalón redondo, pañuelo o faja, tirantes y botas camperas, y la de jinete de adiestramiento, formada por chistera o casco, camisa blanca, chaqueta de concurso negra o azul, pantalón de montar blanco, guantes blancos y botas negras.
En Ecuador todos los participantes van igual vestidos con polo de la asociación y gorra blanca.
Yo creo que la forma más acertada de presentar un PRE es con el “traje corto”.
Hay que habituar a los caballos al transporte, deben de bajar y subir al camión sin problemas y durante el viaje, siempre irán con protectores en manos, pies y cola.
Como presentar una cobra:
Las cobras pueden estar formadas por tres o cinco ejemplares, estas yeguas deben de ser hermanas y de las mismas proporciones más o menos.
Deben de conocer el trabajo a la cuerda separadas, y deben de ensayar en casa el caminar juntas al paso y trote en círculo y en recto.
Si están tranquilas en casa no habrá problemas para moverlas, pero si en casa unas se adelantan o no llevan el mismo ritmo las entrenaremos de dos en dos poco a poco, cuando vayan bien en pareja, pasaremos a formar la cobra de tres y así sucesivamente hasta formar la de cinco, la más nerviosa siempre estará más cerca del presentador y la más tranquila en el medio.
Ensayáremos mucho la parada, hay que darle mucha importancia, tienen que saber estar alineadas, para conseguirlo es mejor hacerlo entre dos personas al principio para poder luego hacerlo bien una sola.
Cuanto más practiquemos todo lo aquí recomendado más cerca estaremos de tener éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada