domingo, 8 de mayo de 2016

Consejos para la competición.


Amigos y seguidores de este nuestro blog, por petición de nuestros lectores, este mes le voy a dar unos consejos para preparar las competiciones de adiestramiento.
Para aquellos lectores que me conocen en persona ya saben la dedicación y los años que llevo compitiendo en esta disciplina sobre todo aquí en América del Sur, durante todo este tiempo pues me ha pasado de todo, he tenido buenos concursos, he disfrutado de los exitos de mis alumnos, pero también hemos tenido dias malos, por este motivo quiero compartir mis experiencias con todos ustedes para darles ideas para su preparación.
El primer paso es preparar el traslado de los caballos, las inscripciones, licencias... todo debe de estar al dia.
La planificación con mucha anticipación es muy importante, debemos de conocer y ejecutar bien todos los ejercicios que nos van a pedir en concurso. Debemos de estar seguros de que el caballo va a responder, no podemos ir sin haber confirmado todas las lecciones en nuestra casa.
Partiendo de este punto los resultados en competición nos darán indicaciones para como continuar el entrenamiento diario.
Cuando tenemos ya inscrito el caballo para el concurso y vamos a embarcarlo en el camión para acudir a el, debemos de asegurarnos de que no olvidamos ninguna documentación necesaria, tanto del jinete como del caballo.
Después el caballo debe de embarcar al camión con sus protectores de viaje bien ajustados, necesitaremos protectores de pies, manos, cola... Si hace frío le añadiremos una manta ligera y con caballos nerviosos existe la posibilidad de ponerle un protector para golpes en la nuca.
El caballo viajara a gusto si le atamos una red con heno, así pastara hasta la llegada y se mantendrá entretenido.
Llevaremos un cajón con la montura, cincha, cabezadas, vendas, sudaderos, el equipo de limpieza y aseo del caballo, grasa de cascos, gomas para trenzar, esponja, paños para limpiar botas y cueros con jaboncillo, un par de mantas una para el sudor otra para el frío si es invierno y muy importante el botiquín de primeros auxilios.
Debemos de llevar también calderos para el agua, un comedero portatil, heno y sobrealimento suficiente, nunca se sabe si se demorara mucho el caballo en regresar a su establo.
Cuando lleguemos al lugar del concurso debemos de hacerlo con suficiente antelación, hay que dar tiempo al caballo a beber agua y a aclimatarse un poco. Es bueno darle un paseo pie a tierra para que se relaje y se estire un poco.
Si tenemos la suerte de contar con un buen palafrenero o "mozo" ,como decimos en mi tierra, le encargaremos la tarea de asear al caballo una vez más y de trenzarlo, si no lo tendremos que hacer nosotros con suficiente tiempo.
Ya tenemos el caballo ensillado y listo para el calentamiento, hemos mirado el orden de salida y hemos comprobado que va todo a su hora y no hay novedades, entonces comenzaremos el trabajo de calentamiento del caballo, en este momento si tenemos entrenador le pediremos consejo, si no tenemos entrenador pues haremos un repaso de los ejercicios desde los fáciles a los más complicados.
Es recomendable participar en un nivel inferior al que le corresponde al caballo, así los ejercicios saldrán más fácil y no habrá tanta presión.
Al adquirir experiencia aumentará el rendimiento correcto.
Después de realizar la prueba, tenemos que conseguir las notas de los jueces y las copias de las lecciones calificadas para leer con calma las anotaciones y consejos, esto es muy importante pues nos ayudara a mejorar.
Terminado el concurso daremos tiempo al caballo a secarse y relajarse, le podemos dar un poco de heno y agua cuando el caballo este seco y en calma, esto puede ser pasada una hora de su prueba.
Al prepararnos para embarcar debemos de asegurarnos de que el caballo no sube al camión ni sudado ni recien comido, también de que no nos olvidamos nada y menos la documentación del caballo.
Consejos para el entrenador:
El objetivo del entrenador es mejorar las habilidades fisicas y mentales del jinete para conseguir un desempeño efectivo.
Poco a poco debemos de conseguir que nuestro alumno se vaya valiendo por si mismo y así lo dirigiremos menos y llegaremos antes al objetivo.
Un buen entrenador necesita una buena técnica, una formación adecuada y debe de conocer bien los reglamentos.
El entrenador debe de tener una táctica, un plan para llegar a cumplir los objetivos. Debe de conocer bien al caballo, sus capacidades y nivel. Con la credibilidad conseguiremos que el alumno no nos culpe de sus fracasos. Hay que trabajar pensando en mejorar el rendimiento de jinete y caballo.
Para esto nos serviremos de un plan de trabajo, un buen herrador y veterinario.
El entrenador poco a poco debe de preparar al jinete para alcanzar metas más altas, debe de facilitarle las herramientas necesarias para seguir subiendo, a veces toca cambiar de caballo, son decisiones con las que debemos de contar junto al jinete y su familia, siempre debemos ser sinceros y explicar bien paso a paso todo lo que se debe de tener a mano para abanzar, los costos y capacidades de jinete y caballo, ser realistas desde el principio, no soñar con alcanzar éxitos con caballos inadecuados, se necesita también disciplina y continuidad en el entrenamiento.
Debemos de creer en lo que hacemos, el alumno es más importante que un concurso, los contratiempos no nos deben desanimar, debemos de estar preparados para lo bueno y lo malo, aunque los resultados son el reflejo del entrenamiento en casa y del entrenamiento antes de la prueba.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada