viernes, 3 de junio de 2016

Dolor en el dorso

Amigos y seguidores de este nuestro espacio dedicado al caballo y a su adiestramiento, en esta entrada hoy les voy a hablar del dolor dorsal y de los caballos con dorso frío, espero poderles aclarar dudas que les ayuden a mejorar la calidad de vida de sus caballos.
El dorso del caballo es una estructura muscular muy compleja y larga, además los músculos que lo forman mueven y dan estabilidad a la columna vertebral.
El dolor dorsal es muy difícil de localizar y también suele ser de difícil curación. A veces nos puede indicar que hay un problema en otra parte que crea tensión ahí, porque recordemos que el dorso es la transmisión de la fuerza generada en los posteriores.
Las causas más frecuentes suelen ser: los giros bruscos, caídas en libertad o caídas al dar cuerda al caballo, saltar incorrectamente, desequilibrio o falta de compensación del jinete, jinetes con mal asiento o sobrepeso.
Los caballos de dorso largo padecen distensiones musculares aunque los de dorso corto son propensos a problemas vertebrales.
También una montura mal colocada o muy larga que produce presión indevida y las enfermedades como la artritis o el "kissing spines" producen dolor dorsal.
Sintomas:
Cambio de temperamento.
Mala actitud ante el cepillado.
Se revuelca más a menudo.
Descansa un  pie o descansa los dos de forma alternada.
Se tensa o ahueca el dorso cuando se monta.
Estira mucho el cuello al montarlo o no lo quiere estirar cuando lo intentamos hacer.
Va rigido, no abanza o galopa desunido.
Al tocar su dorso con los dedos parece que se incomoda.
Desplaza la cola hacia un lado.
Movimientos torcidos.
Consejos:
Asegurarse de que la montura no le molesta y que el jinete al montar tiene una posición correcta.
Hacer un buen calentamiento al paso.
Si el caballo es adulto, antes de trotarlo, hacer ejercicios al galope en asiento ligero.
Haga ver a su caballo por el veterinario y el masajista equino.
Los masajes y antiinflamatorios ayudaran en el proceso de mejora, un tiempo de reposo y un programa de ejercicio controlado sera el tratamiento, el calor y el solarium son muy eficaces tambien.
Caballos con dorso frío:
Son caballos que nada más subirse el jinete, arquean o hunden el dorso o intentan derribar al jinete.
Causas:
Dolor dorsal o recuerdo de el.
La diferencia entre el dolor dorsal y el dorso frio es que el caballo a medida que trabaja y calienta deja de mostrar molestias cuando es de dorso frio.
El dorso frío es un aviso de que algo no va bien, chequea tu caballo con ayuda de un veterinario, puede tener una leve cojera, o otra molestia de tipo nervioso-muscular que curada a tiempo puede ser fácil de sanar.
Consejos:
Trabaja a la cuerda 10 minutos antes de montar.
Cincha poco a poco a tu caballo.
Subete con ayuda de una grada o escalera.
Una vez ensillado, pasealo de la mano unos minutos antes de montar.
El fisioterapeuta equino te puede enseñar como calentar su dorso antes de trabajarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada