miércoles, 31 de agosto de 2011

Como enfrentarse a un cólico

Amigos y seguidores de este nuestro blog, hoy quiero en esta entrada hablarles del cólico, un problema muy frecuente en la salud del caballo, aquí pueden leer una serie de instrucciones que les pueden ayudar mucho en caso de tener a sus caballos sufriendo uno. Cada decisión que se toma ante un caballo que está sufriendo un cólico, desde los primeros síntomas hasta el posoperatorio si ha sido necesario intervenirlo, tiene un impacto directo en la recuperación del animal.
Un artículo publicado en la página "The Horse" da 32 claves para actuar ante un caballo con cólico, desde que el propietario ve que algo no va bien hasta los cuidados posoperatorios, si hay que llegar tan lejos, además de una serie de normas para prevenir su aparición.
Cada decisión errónea que se tome perjudicará al animal y cada acierto supondrá que el caballo se repondrá antes y en mejores condiciones. Esto es lo que debe y no debe hacer el propietario:
Cuando se observan los primeros síntomas.
1. Comprobar las constantes vitales del caballo.
2. Ver si hay heces en la cuadra.
3. Llamar de inmediato al veterinario.
4. No esperar sin más a ver cómo evoluciona el animal.
5. Vigilar al caballo continuamente por lo que pueda ocurrir.

Mientras se espera a que llegue el veterinario.
6. Hacer caminar al caballo.
7. No obligarle a hacer ejercicios bruscos o intensos.
8. No dejarle comer.
9. No dejarle beber.
10. No medicar al animal si el veterinario no lo ha ordenado.
11. No sobredosificar ninguna medicación que el veterinario haya prescrito.
12. No administrar nada mediante un tubo nasogástrico para evitar aspiraciones por una mala colocación.
13. No administrar edemas.
14. Mantener al caballo en una zona segura donde no pueda golpearse contra objetos.
15. Comenzar a preparar un medio de transporte adecuado por si hay que trasladar al animal.

Mientras se lleva al caballo al hospital veterinario.
16. Quitar las divisiones interiores del transporte si tiene, para evitar que el animal se lesione.
17. No subir al transporte una vez esté allí el caballo, porque puede ser peligroso.

Tratamiento médico o quirúgico.
18. Seguir la indicaciones del veterinario al 100%.
19. Observar que la herida quirúrgica evoluciona correctamente, si el caballo ha sido operado.
20. No tocar la herida quirúrgica porque puede producir infecciones.
21. Tener claro qué quiere el veterinario que se haga con el caballo de vuelta en la cuadra. Si no se entiende bien, preguntar hasta que quede claro.

Prevención.
22. Mantener un adecuado protocolo de alimentación del caballo.
23. Alimentarlo con raciones pequeñas de forma frecuente.
24. La dieta debe contener forraje mejor que grano.
25. Vigilar que el animal consume suficiente agua para evitar un cólico por impactación.
26. El caballo debe hacer ejercicio regularmente.
27. Seguir un protocolo de desparasitación interna.
28. Evitar la ingestión de tierra o arena.
29. Vigilar las heces de los caballos que suelen comer tierra o arena.
30. Administrar al caballo productos a base de psilio (Plantago ovata, Plantago isphagula) de acuerdo con el veterinario si el animal ha comido tierra o arena.
31. Consultar al veterinario sobre si hay cambios en el manejo del animal que pueden hacerse para reducir potenciales riesgos de cólico.
32. Considerar la posibilidad de poner en práctica métodos de prevención de úlceras gástricas en animales estresados o de competición, de acuerdo con el veterinario.

lunes, 22 de agosto de 2011

Salto Hípico

Amigos y seguidores de nuestro blog, en esta entrada hoy les hablare un poco sobre la historia del salto hípico y su técnica, el salto es un deporte a caballo que todo jinete completo debe conocer y practicar de vez en cuando para mejorar la fuerza de los posteriores de sus caballos y salir de la rutina de los ejercicios de picadero.
La hípica estuvo presente en los primeros Juegos Olímpicos de Grecia en 1896, hasta 1945 la mayoría de concursos hipicos que se celebraban eran sólo para militares. 
En 1904 Caprilli desarrolló la técnica de salto llamada "natural" donde el jinete se apoya en los estribos y se inclina hacia delante sobre el cuello del caballo, así acompaña al caballo en su esfuerzo en las tres fases del salto. este método se impuso a principios del siglo XX y se ha mantenido hasta hoy por su gran efectividad. 
El salto es una disciplina dentro de la equitación que consiste en un acontecimiento sincronizado juzgado en la capacidad del caballo y del jinete de saltar sobre una serie de obstáculos, en un orden dado. Esta disciplina es una de las más populares de los deportes ecuestres y la más usada por los jinetes de hoy en día, además es la más moderna especialidad del deporte ecuestre, que ha venido a convertir al deporte clásico de la equitación en un deporte espectáculo.
No existen referencias específicas del origen del salto como deporte ecuestre, pero ya en la segunda mitad del siglo XVIII el salto a caballo era una parte imprescindible del deporte de la caza. Es a partir de esta época cuando se mejoran las razas de caballos, consiguiendo una mayor habilidad física y permitiendo galopar y saltar en velocidad, lo que daba las bases para el moderno concurso de salto.
En los juegos de Melbourne 1956, comenzó la participación de las mujeres en la equitación, disciplina de gran aceptación y jerarquía en las citas olímpicas.
Reglas del concurso de salto hípico:
El ganador es el competidor que tenga menos penalizaciones y obtenga un menor tiempo, a pesar de que existen algunas pruebas sin el cronómetro. Además, existe la modalidad de tiempo óptimo, que consiste que el ganador es el binomio que termina con el tiempo más próximo al tiempo ideal del recorrido.
Aunque no se juzgue el asiento del jinete, el asiento de dos puntos es indispensable para que el movimiento posterior del caballo al momento del salto sea más eficaz y así, evitar un derribo por parte del caballo. En algunas competencias se juzga el modo de montar, pero esto ya depende de la comodidad que sienta el jinete respecto a su caballo.
Serán faltas que penalicen en tiempo o eliminación los siguientes casos:
  • Derrumbe - 4 faltas
  • 1ª desobediencia - 4 faltas
  • 2ª desobediencia - eliminación
  • Caída del jinete - eliminación
  • Tiempo excedido en una prueba cronometrada - 1 falta por segundo
  • Gaza (círculo) - eliminación 
  • Error de recorrido - eliminación                                                                                                       
En el año 1953 el español Francisco Goyoaga, ganó el campeonato mundial de salto con su caballo Quorum.
En los últimos juegos ecuestres mundiales ganó el canadiense Eric Lamaze con su caballo Hickstead.
La mayoría de caballos que se crían en todo el mundo se destinan al salto hípico y el adiestramiento (doma clásica) siendo junto a las carreras de pura sangres los deportes hípicos más populares.
En los saltos de obstáculos hay distintas categorias, en función de la edad y del nivel del jinete.
Igualmente hay muchos tipos de saltos con los que nos encontraremos, distinguiendo entre tres tipos de categorias:

- Vertical 
Son saltos aislados, que requieren una velocidad no muy alta para que el caballo pueda llegar sin tocarlo.
Para el caballo, estos saltos son los más difíciles, ya que el caballo necesita acercarse lo máximo posible al salto para pasarlo de forma suave y redondeado.
Dentro de los saltos verticales podemos encontrarnos con:
- Tablones
- Muros
- Cancelas
- Barras aisladas puestas de muchas formas. 
Fondos:                                                                                                                                                  Estos saltos están compuestos en dos o tres partes. Consisten en una barra delante y otra detrás, dejando un espacio entre ellas. Cuanto más ancho sea el espacio entre las barras, más se tendrá que estirar el caballo.
Este salto es complicado y requiere mucho esfuerzo del caballo, ya que es un salto en vertical, dependiendo de la altura de las barras y un salto en horizontal, dependiendo de la distancia entre la primera y la segunda barra.
El diseño de estos saltos puede variar, podemos encontrarnos con fondos de tres barras, que son las voleas escalonadas o con fondos donde las dos barras están a la misma altura. 
Combinaciones: 
Son varios saltos juntos. Distinguimos:
Dobles: en donde hay uno o dos trancos entre dos saltos verticales o fondos.
Triples: son tres saltos, verticales o fondos, con uno o dos trancos entre ellos.
Caer y partir: son combinaciones en los que no hay tranco de por medio, requieren un allegada controlada, equilibrada y perfecta, en la que el caballo aprende a sentarse sobre los pies y equilibrarse solo. 
Como siempre, el equilibrio es la base del salto. La práctica, la constancia y la habilidad, por supuesto también influyen.
La parte inferior de la pierna es la parte más importante, no hay que moverla durante el salto, debe estar fuerte soportando el resto del cuerpo.El jinete debe mantener su peso sobre el centro de gravedad del caballo. No adelantarse, no retrasarse al movimiento.
Los talones no se deben subir, para eso, hay que subir los estribos uno o dos puntos, ya que si son demasiado largos, las piernas se iran para atrás y será imposible doblarse hacia alante con el caballo. Si los estribos los acortamos demasiado, serán ineficaces.
Nuestro cuerpo debe doblarse desde la cadera, como en la foto, con la espalda derecha.
Los hombros relajados, las manos estiradas hacia delante, hacia el cuello del caballo.

Hay que tener en cuenta que durante el salto, caballo y jinete deben convertirse en uno solo, es decir, el jinete debe ser el complemento del caballo, acompñandole, notando sus trancos, su batida.

Defectos comunes:
Es normal que cuando empiezas a saltar, y a medida que vas entrenando cojas vicios y defectos, es decir, malas costumbres. Cuanto antes se sepan, antes se corregirán.
La constancia y el entusiasmo del jinete por aprender serán claves para evitar malas costumbres y para avanzar rápidamente de nivel. 
Un defecto es el tirón de boca al caballo. Suele ocurrir por que el jinete no ha mantenido el equilibrio durante el salto. El caballo ha batido y el jinete se ha quedado atrás, agarrado a las riendas, por seguridad, y tirando de la boca del caballo.
Para evitar esto, entrene con saltos bajos, hasta que note la batida del caballo y sepa doblar su cadera al compás del salto. 
Las manos deben ir suaves, delante del salto jugando con ellas para que el caballo note que vamos encima, que mandamos, pero dejandole libertad para estirar el cuello durante el salto. 
Soltar el apoyo delante de un salto es uno de los defectos mas comunes que se dan. Cuando el caballo ya está encarado al salto, el jinete pierde el contacto en el último tranco del caballo, es lo contrario que las manos fijas. Esto hace que el caballo pierda confianza, que crea que el jinete ha decido que no quiere saltar y así lo único que conseguirá será que el caballo se le salga del salto o que salte por instinto y que en el próximo salto sea el quien decida si salta o no.
El contacto debe ser constante durante el salto. 

Para tener éxito en el manejo del caballo cuando practicamos salto, debemos tener una buena base de adiestramiento que nos permita conducir y poder parar al caballo cuando se lo pidamos. 
Para mejorar la fuerza del caballo de doma, debemos acostumbrarlo a saltar pequeños recorridos en su plan de entrenamiento.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Fotos desde America del Sur.

María Eugenia recibiendo el primer premio
Amigos y seguidores de este nuestro blog, me complace mantenerles informados siempre de todo lo relacionado con la doma clásica y el adiestramiento de caballos, me gusta también compartir con ustedes las pequeñas cosas de mi día a día como jinete, es por ese motivo que hoy quiero mostrarles las últimas fotos que me han enviado desde Paraguay en donde me siento como en casa cada vez que viajo allí.
Como ya saben los que siguen mi blog desde el principio, hace un año trabaje en un Haras de caballos lusitanos cerca de Asunción, allí mi alumna y buena amiga Lilian Fariña Arza, conoció a su hermosa yegua "Zingara" y desde entonces ambas no se han separado.
Este pasado fin de semana se celebró en el Club Hípico Paraguayo un concurso de adiestramiento patrocinado por El Rodeo S.A. allí "Zingara" montada por María Eugenia Heikel ha ganado el primer premio de su categoría. Esta yegua lusitana nacida en Paraguay ha ganado los dos concursos a los que se ha presentado desde que debutó este año. Me alegra mucho ver sus éxitos desde España y con cariño recuerdo el día que la trajimos del campo, la nobleza del caballo lusitano corre por sus venas, el primer día que la puse la montura ni siquiera la altero y en pocos días ya estaba montándola, su buen carácter y sus ganas de aprender hicieron que pronto se convirtiera en un caballo de adiestramiento. Me hubiera gustado mucho poder haber seguido montándola y terminar su adiestramiento pero tuve que viajar de nuevo a España, pero Lilian le ha confiado su entrenamiento a María Eugenia y como he podido comprobar la yegua va por buen camino. Desde aquí os doy la enhorabuena por sus triunfos y os mando un cariñoso saludo, espero pronto poder verte también a ti Lilian montándola en algún concurso, gracias por las fotos que me has enviado de la entrega de premios aquí las pueden ver.
Ahora espero que se animen todos mis alumnos y me envíen también más fotos de sus caballos compitiendo, vamos Javi, espero también tus fotos que quedaste muy bien clasificado ya sabes que yo nunca llevo la cámara pero ese día me arrepiento mucho de no llevarla encima.
Lilian Fariña junto algunos de los participantes del concurso.
Lo mismo te digo a ti Miguel, que sé que me lees siempre, mandame una fotito de ese PRE hermoso que tan bien te he domado.
Gracias amigos por compartir con migo vuestra afición al caballo, espero que juntos ganemos más premios y que consigamos el más importante de todos, la satisfacción de obtener el fruto del esfuerzo y de un trabajo bien realizado.

Gracias al esfuerzo de muchos aficionados, el adiestramiento es una realidad en Paraguay, pero no solo los aficionados al deporte hípico aportan su granito de arena, también me gustaría recordar el esfuerzo de los auspiciantes de este concurso en particular, gracias a ellos la prueba contó con unos premios maravillosos.

Me gustaría agradecer desde aquí también su esfuerzo y constancia, a todos los patrocinadores y propietarios de las yeguadas y de los caballos que mandan sus caballos a competir cada temporada en Ámerica y España, gracias a ellos este deporte cada dia va a más y da trabajo a más profesionales.
Junto a estas líneas pueden ver una foto en la que se entrega un testimonio de reconocimiento al Dr. Carlos Llano del Rodeo, entregado por los aficionados al adiestramiento del Club Hípico Paraguayo.

lunes, 1 de agosto de 2011

Problemas con la boca del caballo.

Amigos y seguidores de este nuestro blog, esta semana me gustaría hablarles de lo que piensa la FEI y un grupo compuesto por otros expertos a nivel mundial de la doma clásica sobre un tema que por desgracia ahora es muy actúal, me refiero a los problemas de resistencia del caballo con la boca y su lengua contra la mano del jinete. 
Este tema personalmente a mi me preocupa porque yo ante todo pongo la salud y el bienestar del caballo por encima de los intereses que ha creado la competición. 
Una buena formación del caballo, un trabajo hecho con calma y sin prisas siempre da su fruto pues le ayuda al caballo a entender y asimilar lo que esperamos de el. 
Si el caballo nos entiende, colaborara muy gustoso con nosotros pero si no nos entiende yo recomiendo saber esperar y tener paciencia así evitaremos conflictos que a la larga deribaran en resistencias y otros serios problemas que entorpeceran la ejecución correcta de los ejercicios de doma. 
Cuando un caballo no acepta bien el contacto se defenderá, sobre todo si le duele la boca por culpa de una mano muy dura. 
Cuando un caballo se "agarra" al filete, tira de las riendas, abre la boca, pasa la lengua o simplemente saca la lengua, nos esta indicando que nuestro contacto le molesta, no lo acepta, entonces hay falta de control sobre el, comienza así una lucha que como consecuencia tiene el dolor en la boca del caballo. 
Estos son claros sintomas de un entrenamiento deficiente del animal, o una exigencia desproporcionada por parte del jinete sobre el caballo.

Los problemas de contacto son un problema muy común en el mundo de la doma, partiendo desde la base hasta los niveles más altos, incluso en las Finales de la Copa del Mundo, los Juegos Ecuestres Mundiales y Juegos Olímpicos. Los problemas de contacto en la mayoría de las veces comienzan en la lengua del caballo, estos problemas van desde la lengua que se muestra un poco en un lado de la boca hasta los 20 centímetros de carne que tiene la lengua colgando de la boca, otro problema derivado del sacar la lengua es que aparezca sangre por la boca después de una lengua o labio mordido, estos problemas se han podido ver en las pistas de concurso y traen de cabeza a los jueces que los ven.
Aunque, en principio, las reglas son claras acerca de la lengua que se muestra en las pruebas de doma, decenas de jueces individuales a la hora de puntuar viendo un fallo así, no son muy justos. Los problemas de la lengua suelen ser la externalización de una formación incorrecta, que a menudo se intenta ocultar con muserolas bien apretadas. En un concurso una vez que se ve en la boca del caballo un poco de sangre, el juez procede a la eliminación automática del binomio pensando en el bienestar del caballo que es una prioridad absoluta.
Las recientes discusiones entre la FEI y el comite de doma internacional han llevado a proponer un cambio de reglas en las cuales la sangre se aceptará en competiciones de alto nivel, siempre y cuando el caballo sea inspeccionado por un veterinario FEI fuera de la pista, cuando aparezca sangre. Si la sangre ha dejado de aparecer en el momento en que el veterinario FEI está en el lugar inspeccionandolo tendrá una nueva oportunidad para completar su prueba. ¿Es esta una sabia decisión beneficiosa para el bienestar del caballo, o simplemente es otra forma de regular y permitir ciertos errores a determinados jinetes y caballos?
En el 2011 CDIO-PJYR Roosendaal un caballo saco su lengua, y la mostró por el lado izquierdo durante toda su prueba, los jueces no fueron capaces de determinar un veredicto unánime. El binomio puntúo 69%, 70% y 61%. La diferencia porcentual causó un conflicto entre los padres, entrenadores y jinetes, ya que no quedo claro cuál es el estándar que se debe seguir. ¿Fue esta una gran prueba, que merezca un 70%, o no?. ¿Fue esta admirable presentación o simplemente reveló un problema de formación del caballo?
El manual de la FEI para los jueces, cuando se trata de cuestiones de la lengua a la hora de puntuar dice que se debe penalizar con una puntuación baja. 
"Me temo que el juez que puso la nota más baja hizo lo correcto en este caso", dijo el juez O-Enzo Truppa. "Si la lengua está hacia un lado, cada movimiento se marcará con dos puntos menos que de otra manera merecida y si la lengua está fuera la mayoría de las veces la puntuación máxima se encuentra en 5 con la sanción correspondiente también en las notas de conjunto"
El juez britanico Clarke dijo: "Puede que no sea visible a todos los jueces a lo largo de cada uno de los movimientos de la prueba, especialmente aquellos que sólo podían ver algunos de los ejercicios desde el lado derecho del caballo", dijo Clarke también: "Además, no puede haber sido tan grave, si el resto de la imagen era muy buena, así no puede ser considerada como una resistencia muy fuerte (algunos caballos, un poco como los niños en la escuela, cuando están escribiendo, sacan la lengua un poquito hacia un lado en señal de concentración en vez de resistencia). Por lo tanto me imagino que los jueces de un lado podrían retomar este punto más que otros a los que habría sido menos visible. 
Ambos jueces Truppa y Clarke fueron justos al decir que es difícil de evaluar una situación, como la de Roosendaal, cuando no estaban allí. Sin embargo, la conclusión es que si la lengua se ve hay que considerar que la aceptación de la embocadura es menos que perfecta y se debe penalizar adecuadamente como se indica en el Manual del FEI ", concluyó Clarke. 
 
La solución rápida para problemas de la lengua (en competición) es apretar la muserola más de lo normal. Sin embargo, una muserola muy preta es a menudo visible cuando el caballo presenta problemas respiratorios y la lengua se muestra descolorida porque el torrente sanguíneo es limitado debido a la presión.
El juez de la FEI, el General Ghislain Fouarge hizo hincapié en que una actuación a largo plazo con la lengua fuera la mayor parte de una prueba de doma es un "grave error de base" en la formación del caballo.
 "El caballo en primer lugar para tratar de reducir la presión de la muserola intenta abrir la boca y va a empujar la lengua hacia fuera". "Si la muserola se apreta con tanta fuerza, la presión en la punta de la lengua es tan grande que el caballo estará tratando de defenderse de ella. "
Por supuesto que cualquier jinete puede hacer frente a un momento de tensión en una prueba, en un momento dado puede sumar una presión adicional de las manos en las riendas y el caballo puede mostrar brevemente su lengua como resultado.
"Por cierto que esto puede suceder por un período muy corto de tiempo, por ejemplo, cuando un caballo salta a un lado porque se asusto de algo", explicó Fouarge, y agregó que "no debe ser por un período largo, ya que el caballo no está preparado para lo que se pide de él. No tendrá suficiente capacidad de autotransportarse. "
Cuando el caballo es capaz de sostenerse y "autotransportarse" el caballo acepta la embocadura con un contacto ligero en la brida. "Esto sólo se puede obtener cuando el caballo está entrenado en el camino correcto y se ha aprendido a realizar de la manera correcta", declaró Fouarge. "Para él no habrá necesidad de resistir contra la mano del jinete. Él estará feliz porque no hay una presión innecesaria sobre él. Al final, el caballo debe buscar el contacto agradable."
Fouarge es muy consciente de como puntuan los jueces a los caballos con problemas de lengua. "Es complicado", admitió Fouarge. Sobre todo porque hay que mirar si una cuestión de la lengua se está camuflado por una muserola apretada. "Hay que saber si la muserola está muy apretada y la persona que lo debe comprobar sólo lo hace después de la prueba."
En el Foro Mundial de Doma Clásica 2010, se sugirió que podría ser beneficioso para el deporte si la tensión de la muserola es controlada antes de la prueba en lugar de después "De hecho estoy de acuerdo", dijo el juez de la FEI el general Fouarge. "Antes y no después", agregó.  "Este es quizás un elemento interesante en que pensar."
En el 2010 durante los Juegos Ecuestres Mundiales la amazona Adelinde Cornelissen y Eventer Karim Florent Laghouag fueron eliminadas porque la sangre se detectó en la boca de su caballo durante una competencia de doma. Sin embargo, en la primavera del 2011 en las normas FEI de doma clásica no se menciona explícitamente la eliminación del binomio en el caso de que la sangre aparezca durante una prueba.  " La visión de la sangre inmediatamente dispara las alarmas del bienestar animal y la FEI también recurre a la norma general (artículo 430.7.6), que establece que una razón para la eliminación de un binomio es que, "el rendimiento este en contra del bienestar del caballo."
"Es cierto que la sangre no se menciona específicamente en el Reglamento FEI para eventos de doma", dijo el director de doma de la FEI Trond Asmyr en una revista en Marzo del 2011. "Sin embargo, proporcionan al Jurado de Campo la autoridad para eliminar los caballos por motivos veterinarios, y claramente el sangrado de la boca es un problema veterinario.  En el caso de Parsifal, la hemorragia se produjo durante la prueba cuando el caballo y la amazona se encontraban bajo el control del juez de eliminación C. En estas circunstancias, es inmediata y no es apelable. Se acepta que la sangre en la boca hace que el caballo no sea apto para competir, así como la cojera también es motivo de eliminación. Incluso si es sólo temporal, el caballo y jinete, serán eliminados. Es una regla general, y esto es una aplicación específica de la misma.
"Es difícil incluir en un reglamento las disposiciones de cada situación que pueda ocurrir en una competición ", continuó Asmyr. "Tenemos en marcha unas normas sólidas para proteger a los caballos, y la eliminación de un caballo porque muestra sangre es una práctica bien establecida".
La falta de reglas claras para la disciplina de doma clásica sobre la sangre han llevado a los miembros del Club Internacional de Entrenadores de doma clásica (IDTC) para revisar las normas y proponer cambios. Encabezado por el entrenador Janssen Sjef Cornelissen, un miembro de la junta IDTC, el club de los entrenadores ha formulado un nuevo concepto sobre problemas de "boca ensangrentada".
En Marzo en la revista La Crónica del Caballo se publico la propuesta de la regla del IDTC de la siguiente manera:
"Los caballos que muestren sangre en la pista de competición, se revisarán para evaluar el motivo y la causa. Si el juez o el jefe Steward observan la más minima mancha de sangre, la prueba se detendrá. El competidor deberá salir de la arena, y el veterinario de la FEI Steward examinará inmediatamente al caballo. En casos de menor importancia si el sangrado se ha detenido y se considera que no es un problema para el bienestar de los caballos se considerara que el caballo es apto para la competencia, al jinete se le permitirá continuar la prueba en la próxima salida o al final del concurso. Al igual que con el mal funcionamiento de los sistemas de sonido durante la Kür, la prueba se reanudará en el punto donde se detuvo y todos los resultados anteriores de los movimientos se mantendrán. En los casos que esto ocurra en el área de calentamiento, el Veterinario FEI podrá examinar al caballo para excluir cualquier problema en el bienestar del caballo y confirmar su aptitud para la competencia. "


Kyra Kyrklund, presidenta del Club Internacional de Jinetes de Doma Clásica (IDRC), dijo a la revista Eurodressage que el IDRC no está de acuerdo con la sugerencia del IDTC. "Nuestro punto de vista es que si hay sangre en la boca durante la competencia, el caballo debe ser eliminado". "El jinete debe tener el derecho a apelar si piensa que no era sangre y en ese caso tienen la oportunidad de empezar de nuevo."
El recurso sólo se aplicaría si el jinete cree que no hay sangre. "No creo que se deba tener una segunda oportunidad si se trata de sangre", agregó Kyrklund.  "La apelación es un derecho que el jinete debe tener. ¿Qué pasa si el juez está viendo algo que no es así? En Kentucky los comisarios FEI examinarón los flancos de los caballos después de la prueba con un guante blanco. Uno de los caballos tenía sudor marrón de la suciedad, no era sangre, pero dijeron que podía serlo y el jinete estaba muy molesto, hasta que se descubrió lo que realmente era. "
Kyrklund reveló que la sugerencia de la regla IDTC implica demasiados problemas prácticos para que sea factible. "Se necesitaría un veterinario de la FEI en guardia por todo el concurso de doma clásica durante todo el tiempo". "¿Qué pasa si el caballo una vez comenzada la competición comienza a sangrar? ¿Se debe empezar de nuevo? ¿Y cuánto tiempo de calentamiento se permite para volver a empezar? ¿Qué pasaría si el caballo comienza a sangrar de nuevo , puede tener un tercer intento? "
Kyrklund es muy realista en la identificación de la imposibilidad de la propuesta IDTC. Comparó el sangrado accidental de la boca de un caballo debido a un accidente menor con el sangrado por acción de la mano y el bocado.
Los 59 años de edad de Kyra le dan mucha experiencia, fue también amazona olímpica en seis ocasiones, en 1991 fue campeona del mundo, es una entrenadora de doma muy respetada y profesora de la Universidad Uppsala de Ciencias Agrícolas. Kyra agregó que la mordedura del labio o la lengua rara vez es accidental, sino más a menudo una manera de revelar un problema de formación.  También dijo: "Yo creo que un caballo que está relajado y tranquilo no debe resistirse a la mano del jinete con su boca".


El viernes 24 de junio, la FEI emitió un comunicado con los cinco principales avances del Comité de Doma FEI (DC) con los que se está trabajando. Llegó como una sorpresa impactante que la DC decidiera proponer la siguiente regla a las Federaciones Nacionales para su aprobación con el fin de lograr su aprobación en la Asamblea General de la FEI 2011 en Río de Janeiro, Brasil, en noviembre.
En los eventos de alto nivel (Juegos Olímpicos, Campeonatos y Finales), los veterinarios FEI estarán presentes en la pista de calentamiento, examinarán los caballos y la prueba se reanudará si el sangrado de lesiones menores, si estas existieran, se hubiera detenido. Si la hemorragia no se detuvo, el caballo será eliminado. Si los veterinarios no están presentes para examinar un caballo, y este sangraría se procedería a la eliminación inmediata del binomio.
La norma propuesta se limita a los eventos de nivel superior por lo que sólo existe en beneficio de los jinetes de élite mundial. Un veterinario en un gran campeonato internacional si es testigo de cualquier hemorragia menor tendra el deber de detener la actuación del jinete en la pista. Además, este veterinario tendrá que demostrar una fuerte voluntad de carácter para ser capaz de hablar en contra de la opinión de los jinetes, entrenadores que se encarguen de el caballo e incluso podría manipular el sangrado para detenerlo antes.
Ya ha sucedido en algunas ocasiones que la autoridad de los administradores de la FEI, incluso la de los jueces, se han visto afectadas en los campeonatos internacionales por personas que por sus propios intereses piensan lo contrario e intentan intimidarlos por seguir el reglamento a rajatabla.
Recordemos la recomendación de la Junta de IDRC que fue oficialmente establecida de la siguiente manera:
El IDRC cree que el bienestar del caballo es de suma importancia en todas las ocasiones y en todos los aspectos. Si la sangre es observada por el Presidente del Jurado de Campo en un concurso deberán detener y eliminar al binomio jinete caballo. En aras de la equidad, el jinete debe tener el derecho de apelar. Si se admite el recurso sobre la base de que la sangre no estaba presente entonces, la prueba debe continuar en el punto donde se detuvo.
Para ser claros:
  • Si la sangre aparece después de que el binomio salga de la arena el jinete no debe ser eliminado. Sin embargo, el veterinario será notificado y la aptitud del caballo será evaluada.
  • Si la sangre se encuentra antes de la competición, al binomio se le permitirá competir si la causa y los síntomas pueden mejorar.
Según la opinión del IDRC esto no es un problema de la doma de los caballos, sino una cuestión de bienestar y debe aplicarse a todos los deportes ecuestres.
Al IDRC le gustaría ver un grupo de expertos compuesto por un jinete,  un entrenador,un  juez, un administrador, un veterinario y otros expertos que la FEI consideren oportunos. Los clubes deberán designar a sus representantes.
"El trabajo del grupo de expertos sería asegurarse de que el proyecto de la norma refleja las necesidades de este deporte. Es importante que lo hagamos bien", dijo el secretario general del IDRC Wayne Channon.


Las reglas de doma FEI sin duda necesitan ser modificadas respecto a este tema, deben incluir sanciones
especialmente para los casos en donde la lengua azul es visible porque el caballo no está aceptando el bocado o porque la muserola está demasiado apretada.

Según la FEI se establece que "en todas las etapas durante la preparación y entrenamiento de los caballos, el bienestar debe tener prioridad sobre todas las otras demandas y el abuso de un caballo usando ayudas artificiales (por ejemplo, látigos, espuelas, (muserolas !), etc) no será tolerado. " La meta final de la doma clásica es "el desarrollo del caballo a través de la educación armoniosa. Como resultado, hace que el caballo este tranquilo, suave, suelto y flexible, pero también confiado, atento y con ganas, por lo tanto de llegar a un entendimiento perfecto con el jinete. Estas cualidades se manifiestan por la aceptación de la embocadura y con la sumisión sin ningún tipo de tensión o de resistencia ".