sábado, 28 de abril de 2012

El adiestramiento y la técnica del salto.

Amigos y seguidores de este nuestro blog, el blog de los amigos del caballo y su buen manejo, esta semana me gustaría hablarles un poco de los conocimientos técnicos que deberíamos saber todos los jinetes completos que nos dedicamos a los deportes modernos a caballo ( salto y dressage) un buen caballo de deporte que se precie debería ser capaz de saltar un recorrido de 10 obstáculos a 1 metro de longitud como mínimo y ejecutar satisfactoriamente una repris de doma nivel 4.
Yo personalmente admiro a los competidores de la prueba de concurso completo también llamada en ingles eventing, yo he tenido el placer de montar un caballo de completo en pruebas parecidas y disfrute mucho con los retos que se deben afrontar a caballo.
Hoy me centrare en la técnica que considero correcta para saltar con éxito nuestro caballo de deporte:
Un buen caballo debe tener una buena impulsión, un buen ritmo, equilibrio, rectitud y debe de tener un buen carácter para afrontar con calma las pruebas.
Los trabajos básicos de doma que deberemos exigirle serán: el buen uso de las ayudas para dirigirlo a los lados y las que nos permitan hacer bien los giros, vueltas y círculos, deberá respetar las medias paradas y al trote y galope lo acostumbraremos a alargar y acortar los aires.
En el trabajo saltando debemos de transmitir al caballo confianza y debemos recordar estos consejos:
En la fase de aproximación al obstáculo si este viene antes de una vuelta, haremos el trazado lo mejor que podamos, buscaremos un buen equilibrio, rectitud y ritmo, debemos de transmitir al caballo tranquilidad.
En la batida, llevaremos un contacto suave, adelantaremos los hombros y esperaremos que el caballo salte sin adelantarnos nosotros.
Durante el salto acompañaremos al caballo cediendo la rienda justa que recuperaremos en la recepción, primero colocaremos el cuerpo bien y lo último la mano hay que intentar moverse lo justo para no desequilibrar al caballo con nuestro peso.
Por ultimo en la salida miraremos hacia donde vamos, recuperaremos el asiento y continuaremos con ritmo y cadencia, lo último sera tomar más contacto así no frenaremos al caballo que necesita abanzar y encontrar su equilibrio.
Cuando enseñamos a un caballo a saltar comenzaremos pasando barras de tranqueo, luego pasaremos a saltos simples, luego laboratorios y poco a poco dando tiempo a la asimilación del trabajo por parte del caballo pasaremos a pequeños recorridos.
Los caballos de doma clásica deberían de saltar varios obstáculos y saber pasar barras de tranqueo, este entrenamiento no se basara en  la altura de los saltos sino en la técnica y en la búsqueda de la calma, mejorar la confianza como ejercicio de sumisión y para el fortalecimiento de los posteriores.
Las barras de tranqueo mejoran el trote medio de los caballos que tienen que mostrar un trote amplio en competición.

domingo, 1 de abril de 2012

Las reglas para un trabajo correcto.

Amigos y seguidores de este nuestro blog, hoy quería agradecerles su fidelidad, me alegra mucho saber que este espacio despierta tanto interés en vosotros y me encanta contestar sus mails, resolver sus dudas y visitar sus ganaderías, hace unos días nuestro blog alcanzo más de 100.000 visitas, por este motivo me siento más motivado para escribirles un tema nuevo siempre que tengo tiempo.
Hoy me gustaría compartir con todos ustedes las reglas que todo buen jinete debería tener en cuenta cuando comience el entrenamiento de un caballo.
La primera regla del buen jinete es mantener siempre la calma, sin ella el caballo no será capaz de entender nuestras ayudas y nosotros no seremos capaces de transmitirlas.
Un caballo no esta tranquilo cuando estímulos externos lo pueden alterar, un trabajo insuficiente unido a la falta de actividad y la sobre alimentación producen un caballo nervioso.
La segunda regla es la impulsión, la tendencia hacia delante es el alma de la equitación. Cuando esta presente, el caballo bien guiado por su jinete convierte la impulsión en un movimiento lleno de energía, soltura y fluidez sin precipitación, esta es la base sobre la cual se construye un trabajo bien hecho. Cuando hablo de precipitación quiero decir que el caballo lleva un ritmo demasiado rápido, desequilibrado sobre el tercio anterior corriendo por tensión o miedo.
La tercera regla es la rectitud, cuando un caballo va derecho cada pie sigue el mismo camino de la mano correspondiente, la columna vertebral y el cuello del caballo deben incurvarse con exactitud a la trayectoria curva de la figura ejecutada. La rectitud se consigue con ayudas correctas que el caballo aceptara con igual contacto a ambos lados, en estado de sostenimiento y en equilibrio dinamico en el que tanto los pares de piernas laterales como las diagonales soporten identica carga en todos los ejercicios, en una o en dos pistas.
Si seguimos estas reglas de la correcta equitación conseguiremos cumplir con los objetivos del caballo de doma, estos son: Ritmo, Relajación, Contacto, Rectitud, Impulsión, Reunión.
Recordar mis consejos: la transmisión desde los cuartos traseros viene desde atrás a través del dorso del caballo, trabajar bien el dorso del caballo, muscularlo bien antes de enseñarle trabajos más abanzados y cuidar bien el contacto con la boca, este debe ser siempre ligero y constante, de estos temas ya hablé en este blog y explique los ejercicios más acertados para cumplir con estos objetivos indispensables.
Ahora compartiré con ustedes un video del jinete Carl Hester para que admiren el trabajo de un buen jinete y su caballo, espero que lo disfruten.