jueves, 18 de septiembre de 2014

El trabajo entre pilares.

La escuela de Viena y un caballo entre pilares.
Amigos y seguidores de este nuestro blog, por petición de un seguidor de este nuestro espacio dedicado a la doma clásica, hoy voy a hablarles del trabajo entre pilares, conocido en América latina como el arco del adiestramiento.
Se lleva trabajando con pilares a los caballos desde tiempos inmemoriales, hay algún dibujo de la antigua Roma en la que se ve un caballo sujeto a un pilar por una larga cuerda trotando a su alrededor, aquí podemos ver el inicio de lo que mas adelante en el siglo XVI Pluviniel desarrollaría, pues los únicos escritos sobre el trabajo con uno y dos pilares nos llegan de su mano, pero estoy seguro que en la Edad Media también utilizaban un pilar fijo en el suelo.
Hasta la época de Laguerniere y en pleno siglo XVIII se populariza el uso de los dos pilares para adiestrar caballos en Alta Escuela.
En el siglo XIX ya hay documentos que atestiguan, que en la escuela Española de Viena se usaban desde hace tiempo los dos pilares, se usan también en esa época en la escuela francesa de Saumur.
En el siglo XX se utilizan en España, en la escuela del arte ecuestre de Jerez, antes se utilizaron en la escuela Portuguesa y en casa del maestro Oliveira.
Ahora en el siglo XXI su uso es popular en todos los aficionados a la Alta Escuela y se usan en picaderos privados de criadores de caballos PRE y PSL, yo personalmente les he visto en México, Chile, España, Brasil, Portugal, Estados Unidos y Europa.
Se utilizan para perfeccionar algunos ejercicios como el Piaffe, la elevada, la cabriola...
Yo les utilizo solo para mejorar el piaffe como aprendí de la escuela portuguesa.
Los pilares deben estar separados a una distancia de dos metros, deben de tener unas anillas que queden a diferentes alturas para poder utilizarlas con caballos de diferentes alzadas, lo normal es que quede una anilla a 1.30 de altura y otra mas arriba a 1.50 m. en cada pilar.
Para trabajar entre pilares también debemos tener una cabezada especial para poner encima de la cabezada con su freno. Esta cabezada tendrá tres anillas, dos a cada lado y una en el centro, las anillas de los lados sirven para atarlas a cada pilar y la anilla del centro para guiar al caballo como cuando damos cuerda.
Para trabajar al caballo entre pilares, si ya tenemos el equipo adecuado y el caballo no conoce el trabajo que le vamos a pedir, hay que acostumbrarlo primero.
Así que las primeras veces pasaremos al caballo entre los pilares para que los conozca, haremos esto al paso. La siguiente fase es colocarle la cuerda en la anilla del centro y pasar entre los pilares delante del caballo y pararlo entre los pilares poniéndonos delante de el, cada pilar debe quedarle a la altura de las espaldas.
Cuando ya sepa estar parado entre los pilares en la posición descrita antes, podemos atarlo a dos vientos sujetandolo por las anillas laterales, en este caso un ayudante quedara detrás de el caballo por si este se quisiera acularse que no tirara hacia atrás, esto puede ser peligroso para el caballo.
Cuando el caballo sepa estar tranquilo entre los pilares y no haya riesgo de que se acule, podemos comenzar a perfeccionar algún ejercicio que ya conozca.
Por ejemplo el Piaffe, el caballo debe de conocer este ejercicio ya pie a tierra con el domador delante de el caballo.
Colocaremos entonces al caballo entre los pilares, un ayudante se quedara por delante de el caballo por si acaso hubiera que soltar al caballo si este se pusiera nervioso y hubiera peligro de que este se lastimara y el domador se quedara detrás del caballo a un lado cerca de su grupa.
Podemos poner unas riendas fijas del filete a la cincha a una altura media, nunca las pondremos muy cortas, y por medio de la cabezada especial con anillas, el caballo estará sujeto a los pilares.
El domador con mucho cuidado tocara al caballo en los posteriores, este abanzara y al estar sujeto por los pilares comenzara a piaffar, recordemos que esto lo hará porque ya conoce el ejercicio.
Los pilares son buenos para perfeccionar no para ensenar al caballo, no abusemos del ejercicio, conformemonos con pocos trancos de piaffe y tranquilicemos al caballo después de cada ejercicio, premiemoslo mucho y hagamos que ame el trabajo no que lo tema.
Otros ejercicios que se pueden perfeccionar entre pilares son la elevada y la cabriola, pero eso es alta escuela y de ese tema ya hablaremos en otro articulo.

martes, 2 de septiembre de 2014

Recopilacion de textos del saber ecuestre

Amigos y seguidores de este nuestro blog, este mes quería compartir con todos vosotros esta recolección de textos sacados de libros de maestros clásicos de la quitación y otras publicaciones ecuestres, me parecen muy interesantes por eso he querido compartirlas.

“Un caballo será flexible cuando es cadencioso, y rígido cuando se precipita.” Nuno de Oliveira. 

“Sólo la capacidad de relajar toda la musculatura permite dominarla. Es muy importante no confundir soltura con relajación. La soltura es la facultad de tensar y distender correctamente la musculatura. De lo contrario, soltura y reunión serian antagónicos. Pero precisamente en la reunión, se trata de que el caballo sea capaz de asimilar cualquier grado de ella, sin perder en lo más mínimo la soltura.” Christian Plage 

“La flexión de los posteriores, no solo depende de la conformación en general, es decir la longitud relativa de los huesos y de los ángulos de las articulaciones, sino también de la movilidad de la columna vertebral. Mientras que un caballo... no ha aprendido a ceder el dorso, es decir, oscilar con su línea superior y moverse al unísono al ritmo de los aires en lugar de impedirlos o interrumpirlos, la verdadera flexión de las caderas, difícilmente será posible”. Kurt Albrecht 

“La relajación del dorso se aprecia claramente en la pureza del ritmo de los aires básicos naturales. Un caballo montado de esta manera debería ser capaz, a partir del tercer año de entrenamiento, de realizar sus primeros pasos hacia una ve...rdadera reunión (articulaciones de los posteriores flexionadas). Con el concepto “dorso sostenido” se describe el dorso que trabaja suelto, pero no”flácido y colgante”. Me gustaría volver a enfatizar que el centro del movimiento, es decir el dorso del caballo, y su estado de relajación son la clave decisiva para el éxito del entrenamiento, independientemente de la disciplina ecuestre que se practique.” Dr. Gerd Heuschmann. 

“Que proporción de fuerza debe dejar pasar, y que proporción debe retener la mano? Esta es toda la cuestión. Dosificar con una precisión absoluta esta proporción a cada tranco, por la exacta combinación de las ayudas, de manera que no se v...uelva a enviar hacia el tercio posterior más que la cantidad de fuerza exactamente necesaria a la conservación del equilibrio en el máximo de impulsión, es precisamente en lo que consiste el tacto ecuestre.”James Fillis. 
 
“La línea superior se extiende, cuando las bases de apoyo se aproximan y los músculos abdominales participan. Esto hace que la pelvis bascule y la columna vertebral se eleve. Es por esto, que los movimientos laterales, y las líneas curvas t...engan éxito en conseguir el trabajo del dorso. Montar recto en figuras muy abiertas y con las riendas sueltas, por el contrario, tienden a la consecución de la rigidez y el torcimiento, es decir, la base de apoyo se hace más larga, los músculos abdominales se distienden, y la línea superior se acorta.” Tomas Ritter. 

“Aquellos que piensan que pueden realizar un trote extendido y enérgico mediante la cesión completa de las riendas, se equivocan, porque la posición y el tono muscular, están ausentes.” E.F. Seidler. 

“El equilibrio debe obtenerse sin deterioro del movimiento. En el movimiento no debe existir alteración del equilibrio. ”Francois Baucher. 

“A los estudiantes de doma, debe enseñárseles, a usar sus manos y sus piernas de una manera apropiada, pero sobre todo, a utilizar su cabeza racionalmente, cuando surja un problema ecuestre.” Nuno de Oliveira.
 
 “Por ser el más inteligente del binomio, el jinete es el único y total responsable de encontrar soluciones lógicas, a todos los problemas que se presenten. Siempre hay razones…..nunca excusas”.Erik Herbermann. 
 
“Muchos desacuerdos tienen su origen en la enseñanza tradicional de la equitación . Esta última no se interesa más que en la posición del jinete y los mecanismos del movimiento del caballo. La posición es, evidentemente, esencial para el do...minio del caballo, pero la mente del jinete es tan importante como su posición. Si la posición y las ayudas son elementos indispensables en razón de su influencia física, el factor psicológico es aun más importante. Ulrik Schramm. 

“En larga e intima asociación con su maestro, el caballo se vuelve infinitamente inteligente y despierto. Debido a lo mucho que tiene que aprender y a que le es solicitado continuamente, el observar el más mínimo indicio de su jinete, el ...caballo ejercita sus cualidades mentales junto con las físicas, por lo que se vuelve más conectado y amistoso hacia su maestro, en la misma medida en que aumenta en habilidad en cada una de sus lecciones. Una vez la formación a concluido el caballo realiza sus lecciones con confianza en sí mismo, feliz y orgulloso.” Gustav Steinbrecht.
 
“En ningún otro arte, el dicho:”La práctica y la experiencia, hacen al maestro”, puede ser tomado más en serio, que en el arte ecuestre. La naturaleza muestra tanta versatilidad en sus creaciones, que nos encontramos, con que no hay dos eje...mplos completamente idénticos entre los millones de seres de una misma especie, ni siquiera entre las hojas de un mismo árbol. El entrenador, por lo tanto, solo puede aprender de la experiencia, para cabal y correctamente sopesar, y hábilmente utilizar las reglas básicas de la naturaleza de su arte con cada caballo, individualmente y sus particularidades.” Gustav Steinbrecht. 

“Muchos jinetes senior fueron lo suficientemente honestos para admitir, que no se convirtieron en jinetes finos y sensibles, hasta no haber perdido la mayor parte de su fuerza física de juventud. Entonces ellos fueron capaces de hacer todo con sus caballos de una manera tranquila y segura, lo que antes pensaban que solo se podía conseguir a través de la lucha tenaz.” Gustav Steimbrecht.
 
 “Sólo el jinete que esté libre de cualquier contracción , tendrá un caballo igualmente libre de contracciones. Una combinación de este tipo, es el ideal a conseguir.” Nuno de Oliveira.

“No se puede entrenar un caballo a gritos, y esperar que obedezca un susurro”.Dagobert D. Runas 

“Un jinete es elegante cuando no hace esfuerzos inútiles. Es hay donde reside el secreto de la eficacia. Es inconcebible querer ser eficaz sin ser elegante.”Ulrik Schramm.
 
“El caballo aprende muy fácilmente a responder al primer estímulo de una cadena de señales que terminen por provocar una respuesta. Si percibe una pauta en el mismo orden en que damos un estimulo, empezará a reaccionar al primero en la cade...na antes de que lleguemos al último, que generalmente suele ser una presión. A veces, podemos aprovecharnos de esta tendencia con los caballos “resabiados”. Si cambiamos por completo nuestra manera, es decir, la cadena de estímulos que damos, es posible que el caballo trate los resultados como una experiencia completamente nueva, incluso cuando el final no lo es.” Lucy Rees. 

“Domar un caballo no consiste solamente en que él aprenda a obedecer las ayudas. Esto será simple y rápido de hacer. Es necesario primero, ponerlo en situación de poder obedecer. Cte. Jean Licart. 

“La aceptación completa de la embocadura, se produce en los cuartos traseros y no en la boca.” Thomas Ritter. 

“Tengamos cuidado de no inspirar disgusto al joven animal, lo cual haría perder su gracia afable, pues ella es parecida al perfume de las flores, que nunca vuelve cuando se ha desvanecido.” A. De Pluvinel.