domingo, 8 de enero de 2017

Alargar las batidas y el trote medio

Trote medio, el cuello va en posición media
Amigos y seguidores de este nuestro blog, por petición de los lectores de este blog, en esta entrada les voy a hablar de lo que es alargar las batidas al trote y de lo que es el trote medio.
Si tenemos en cuenta las directrices y recomendaciones de la FEI para entrenamiento y competición de caballos de adiestramiento, el primer año de adiestramiento de un caballo joven, no es recomendable enseñarle el trote medio, lo que le enseñaremos es a alargar las batidas en el trote de trabajo, esto es la introducción del trote medio que con el tiempo, al llegar al nivel dos, lo tenemos que tener ya confirmado.
En el nivel 1 de adiestramiento que corresponde al tiempo aproximado de un año de adiestramiento de un caballo joven, comenzaremos desde un trote de trabajo a pedir más impulsión buscando más amplitud en el tamaño de sus batidas, recuerden más amplitud, no más velocidad.
Este ejercicio se puede pedir después de un circulo, en el lado largo del rectángulo o en la diagonal, siempre pediremos unas pocas batidas, cuando el caballo entienda las ayudas impulsoras y empiece a ampliar la batida iremos pidiéndole espacios de más distancia alargando la batida del trote.
Haciendo bien este ejercicio en meses comprobaremos que el caballo comienza a hacer solo el trote medio.
En el trote medio, el caballo alarga su perfil, coloca su cuello en una posición media y extiende sus manos y pies hacia delante con un momento claro de suspensión en los dos tiempos que hay entre los bípedos diagonales que avanzan.
¿Cómo enseñar? primero aumentaremos la impulsión antes de pedir el trote medio, esta impulsión la contenemos un poco cerrando al caballo para colocarlo más equilibrado, luego con una ayuda más clara de piernas pediremos que avance más y nuestras manos cederán rienda dejando que el cuello se alargue pero sin precipitar ni caer sobre las espaldas. Esto lo enseñaremos en periodos cortos, tres o seis batidas y volver al trote de trabajo con medias paradas, cuando consigamos el efecto deseado ya lo haremos a lo largo del lado largo, o en la diagonal después de un circulo.
Un buen trote medio mostrara similitud y paralelismo en su extensión, la cabeza del caballo ira delante de la vertical y el cuello en posición media, ni alto, ni comprimido, ni tan bajo que no de libertad a sus espaldas. Importante mantener un contacto constante en ambas riendas pero ligero, no puede pesar.
El trote medio se perfecciona a lo largo del segundo año de doma y se llega a su máxima ejecución a lo largo del tercer año, el trote medio es la preparación para el trote largo que se exige en niveles superiores y que llega a su máxima expresión cuando el caballo domina la reunión.