lunes, 18 de marzo de 2019

Castración y sus consecuencias.

Amigos y seguidores de nuestro blog, en este post quiero hablarles de un tema interesante, la castración en equinos, hay personas que sostienen que es maltrato animal, si conocemos un poco las nuevas leyes que protegen a los animales domésticos podemos entender que la castración es una mutilación innecesaria como el cortarle las orejas a un perro o la cola.
Diariamente se castran en el mundo miles de animales domésticos: gatos, perros, novillos, cerdos y por supuesto caballos.
Hay defensores de los derechos animales que opinan que esta practica no es necesaria y que roza la tortura.
Si buscan información en internet sobre el tema comprobaran que hay más defensores de la castración animal que de la no castración, lo defensores de la no castración son personas defensoras del trato digno al animal pero no son ganaderos ni criadores de vacas o cerdos, ni veterinarios y menos jinetes.
En mi opinión personal, es una salvajada más que hacemos los seres humanos en nuestro afán de dominar y vivir con menos complicaciones con nuestros animales, y que entra dentro de lo que consideramos normal, como consideramos normal matar animales para comerlos o acinarlos en granjas de engorde.
También es algo normal el deporte del boxeo y la lucha que es maltrato también (entre humanos) y el toreo ya no se ni que decir de ese tema, por favor! estamos ya en el siglo XXI, este es el siglo de los veganos, de los naturalistas y de los animalistas, nunca antes en nuestra historia había existido un movimiento tan importante en defensa de los derechos de los animales y de la naturaleza como existe en la actualidad. Me parece que las corridas pronto serán historia... imagínense dentro de cien años seguro que apenas habrá gente que coma carne y todo gracias al cambio climático no a los animalistas, con la desertización y la perdida de cosechas a ver quien es capaz de engordar una vaca, los adultos de dentro de cien años no creo que vayan a tener una buena critica de como gestionamos los recursos del planeta en los últimos sesenta año pero este no es el tema de este artículo, solo les quería hacer pensar un poco y dejarles mi opinión, se bien de lo que les hablo yo he curado muchos caballos castrados en mis veinte años trabajando.
Por qué castrar un caballo? 
En las condiciones de manejo que tenemos a los caballos habitualmente en contacto con otros caballos en los clubs hípicos, por seguridad, los caballos enteros deben estar en boxes especiales que les aíslan de sus demás congéneres  porque los caballos enteros tienen un carácter instintivo que generalmente les vuelve agresivos hacia otros caballos del mismo sexo, si estudiamos un poco el comportamiento natural del caballo cuando esta lejos del hombre vemos que también se pelean los sementales en las manadas criadas en libertad, con la diferencia de que en libertad no llevan herraduras ni tienen una pared que les impida huir si les ataca otro caballo rival. 
Esta es una de las razones, un manejo seguro, el caballo castrado ya puede vivir junto a yeguas y otros caballos castrados sin ocasionarse entre ellos lesiones. 
También hay caballos enteros que por su carácter dominante son peligrosos a la hora de montarse porque no quieren colaborar y se defienden o no se concentran porque se calientan. 
Todos estos problemas desaparecen cuando el animal pierde su virilidad, son unos pocos días de secuelas que deja la operación a cambio de años de tranquilidad junto a otros caballos.
Es un precio pequeño a cambio de un bienestar futuro del animal, que a los humanos también nos interesa, recordemos que los caballos se crían porque los montamos, si no fuera así vaya usted a saber si alguien se los comería. 
En que consiste la cirugía? 
 La castración es una de las cirugías más comunes de los caballos. Éstos pueden ser castrados a cualquier edad pero lo más habitual es hacerlo entre los 12 y los 18 meses de edad. Esta operación puede realizarse como cirugía de campo, siempre y cuando ambos testículos hayan descendido. Si uno de los dos testículos no está presente en la bolsa escrotal, nos encontramos ante un caballo criptórquido el cual es necesario someter a anestesia general en un hospital para poder extraer dicho testículo que puede encontrarse en el abdomen, o bien en el trayecto inguinal.

 La cirugía se realiza en estación y el éxito de la misma reside en tener una buena contención del animal, una buena sedación y anestesia local en la zona testicular, control de la hemorragia, y un buen post-operatorio que será realizado por el propietario del animal.

 La castración suele realizarse con un instrumento denominado emasculador, cuya función es la de aplastar o prensar el cordón espermático para controlar la hemorragia y cortar por debajo de esta zona el resto del área.

 Hay dos técnicas de castración la técnica abierta y la cerrada, la diferencia entre ambas reside en la túnica albugínea o vaginal (que es un tejido conjuntivo blanco, denso y elástico que envuelve al testículo y al epidídimo). En la técnica abierta, esta túnica se abre dejando verse con claridad el cordón espermático, el testículo y el epidídimo, para poder emascular y cortar el cordón espermático. Ambas tienes posibles efectos adversos, en la primera aumenta el riesgo  de infección del cordón postoperatoriamente. En la cerrada se cierra con sutura por lo que es posible la infección de la incisión quirúrgica e hidrocele. 
Existen riesgos o complicaciones?
Los cuidados post cirugía son muy importantes y más si se dejan las incisiones abiertas para que curen por sí solas. Los dos primeros días es importante que el caballo se mantenga tranquilo para evitar así complicaciones, después de este tiempo es importante que se mueva (paseos de la mano) para evitar inflamaciones y favorecer el drenaje de líquidos. Es normal que se inflame la zona es los días posteriores incluyendo el prepucio. También son convenientes las duchas de agua fría para favorecer que la zona no se inflame de manera excesiva. Es importante que las incisiones no se cierren antes de tiempo para favorecer el drenaje de las mismas y evitar así una inflamación mayor y una posible infección. Ayudados de las duchas, favorecemos evitar dicha inflamación y mantener las incisiones limpias así como abiertas, si éstas se cerraran sería conveniente abrirlas simplemente metiendo un dedo enguantado y previamente untado en betadine.

Las complicaciones más frecuentes y menos leves de una castración son la inflamación de la zona escrotal y prepucio y el sangrado post-operatorio, es normal una cantidad pequeña de sangre ocasional saliendo de las incisiones pero un flujo de sangre es demasiado.
Otra posible complicación algo más grave que lo anterior sería una infección. La zona debe cicatrizar de dentro afuera y para ello las incisiones deben estar abiertas favoreciendo así el drenaje. Si la piel cura primero el suero y la sangre pueden acumularse produciendo un medio de cultivo idóneo para las infecciones pudiendo llegar a cordón espermático obligando a tener que realizarse una nueva cirugía.
Y la complicación más grave es la eventración. Esto es cuando un segmento de intestino pequeño viaja desde el abdomen hacia abajo a través del canal inguinal (una pequeña abertura que conecta el abdomen hasta el escroto). En un macho no castrado esto sería una hernia escrotal. En un macho castrado si esto ocurre deja la posibilidad de que este segmento migre y se asome por las incisiones, es una complicación muy grave por la que debería llamar de inmediato a su veterinario.
Mi recomendación personal: 
De todos los aficionados al caballo es conocido que a la mayoría de caballos ibéricos no se les castra por su docilidad, si no se aísla a un caballo entero lo volvemos menos agresivo, también la dieta y el ejercicio ayudan mucho. 
Es cierto que mejora el carácter del caballo pero el caballo agresivo lo va a ser también castrado.
Si tenemos que castrar a nuestro caballo, a los pocos días, cuando de permiso el veterinario, nos conviene empezar a trabajarlo suavemente hasta que a las pocas semanas lo pueda hacer al ritmo habitual, el trabajo ayudara en su curación, pues esta científicamente comprobado que el ejercicio coagula y ayuda en la regeneración de los tejidos en esa zona. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario